la Copa América de las estrellas

Hasta cinco equipos (sobre un total de 12) parten como favoritos para ganar el campeonato.

la Copa América de las estrellasLa selección de Argentina llega al entrenamiento. Crédito: Reuters/ Marcos Brindicci
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Santiago de Chile. DPA)- Hacía tiempo que la Copa América no reunía una constelación de estrellas como la que tendrá Chile 2015, donde todas las miradas del planeta fútbol se fijarán a partir de mañana para ver a jugadores de la talla de Lionel Messi, Neymar o James Rodríguez competir por el trofeo de selecciones más antiguo del mundo.

Doce países pelearán durante 24 días por proclamarse campeones de un torneo que cumple 99 años en un inmejorable momento futbolístico, pero sacudido por un sismo en la dirigencia de consecuencias aún imprevisibles.

El escándalo de corrupción en la FIFA sacudió de forma especialmente virulenta a Sudamérica, donde los máximos responsables del fútbol local están bajo sospecha de haber lucrado de forma ilícita con la comercialización de la Copa América.

El arquero se prepara para su presentación en la Copa. Crédito: AP Photo/Luis Hidalgo

Pocos dirigentes de la Conmebol, ente rector del fútbol sudamericano, se han dejado ver en Chile los días previos al inicio del torneo, pero lo que realmente importa a los fans a esta altura es el balón. Con eso cuenta también la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cuyo país se adentra cada vez más en el frío del invierno austral pero es un hervidero de protestas y escándalos de corrupción.

La mandataria estará mañana en el Estadio Nacional de Santiago para ver el partido inaugural, que enfrenta al anfitrión ante Ecuador. No se espera que reciba precisamente un cálido recibimiento, pero la presidenta confía en que el fútbol calme los ánimos reivindicativos y exalte los patrióticos.

No es una vana esperanza la de Bachelet, pues Chile tiene el mejor equipo en mucho tiempo y parte realmente con opciones de levantar su primer título continental. “Claro que se puede”, dijo el capitán chileno, Claudio Bravo. “El torneo es en nuestro país, nos da para ilusionarnos”.

El conjunto dirigido por Jorge Sampaoli no sólo cuenta con la localía, sino con una idea de juego definida, una confianza reforzada tras un notable Mundial en Brasil y, sobre todo, con futbolistas de alto nivel en las mejores ligas del mundo como Bravo, Arturo Vidal o Alexis Sánchez.

La tarea, no obstante, será ardua. Hasta cinco equipos (sobre un total de 12) parten como favoritos para ganar el campeonato. Uruguay no podrá contar con su mejor jugador, el sancionado Luis Suárez, pero es el actual campeón y el país que más títulos logró en la historia, 15. Colombia llega dispuesta a dar un paso más tras sus cuartos de final en Brasil 2014 y contará no solo con James, sino también con el recuperado Radamel Falcao, que se perdió el Mundial por lesión.

El argentino Leonel Messi llega a Chile. Crédito: Reuters/ Marcos Brindicci

Brasil y Argentina son las dos grandes potencias continentales, pero además tienen en la Copa América un interés especial. Los brasileños necesitan olvidar la humillación del 7-1 con el que Alemania los eliminó en semifinales de su Mundial hace casi un año. Los argentinos buscan superar la frustración de la derrota en la final en el estadio Maracaná.

Los dos equipos viajaron con sus mejores jugadores, pero Messi destaca por encima de todos. La llegada del astro argentino a La Serena fue prácticamente retransmitida en vivo por la televisión de Chile, donde la tradicional rivalidad con el vecino queda suspendida cuando se trata del “10” albiceleste.

“Llego mejor de como llegué al Mundial”, advirtió el delantero, que esta temporada lideró al Barcelona a su segundo triplete con los títulos de Liga de Campeones, Liga española y Copa del rey. Levantar la Copa América, algo que no hicieron nunca ni Diego Maradona ni Pelé, le aseguraría, si no lo tiene ya en el bolsillo, su quinto Balón de Oro.

Pero, sobre todo, el triunfo rompería con 22 años de sequía de títulos de la “Albiceleste”, que no quiere esperar a Rusia 2018 para inaugurar el casillero de una generación que se siente para cosas importantes.

El Brasil liderado por Neymar, compañero de ataque en el Barcelona, parece el principal obstáculo de Messi. Con Dunga en el banco, el pentacampeón mundial recuperó solidez, pero está por ver en competición cómo digirió realmente el equipo el trago amargo del Mundial. Si la lógica se cumple, los dos gigantes sudamericanos se verán las caras en semifinales.

Los diez equipos de Sudamérica, cinco de los cuales estuvieron en los octavos de final del Mundial, disputan la Copa. A ellos se une la exótica Jamaica y el invitado habitual, México, que a punto estuvo también de eliminar a Holanda en la ronda de los 16 mejores en Brasil. Divididos en tres zonas de cuatro equipos, los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros avanzarán a cuartos.

El fútbol americano pasa por un gran momento. Los nombres invitan a pensar en un torneo de altura, pero la temporada fue larga en Europa. Messi, Neymar o Vidal llegaron apenas unos días antes de debutar después de jugar en Berlín la final de la Champions, con lo que su acoplamiento al grupo es una incógnita.

El ex técnico argentino César Luis Menotti no es “muy optimista”. “No me imagino en una gran obra de teatro que el actor llegue y a los cuatro días tenga que debutar haciendo Hamlet”, dijo el campeón del mundo de 1978 en una columna para dpa.

La respuesta empezará a perfilarse mañana y el análisis quedará para después de la final del 4 de julio en el Estadio Nacional de Santiago, donde después de 26 partidos en ocho sedes y nueve estadios, se conocerá al campeón de la Copa América de las estrellas.

Categoría: América Latina | Claves: Copa América