La danza de los millones de Esquivel salpica a la Copa América de 2007

Por apoyar una empresa que vendía los derechos de transmisión para la Copa América de 2007, Esquivel recibió 1,7 millones de dólares, según se detalla de las investigaciones de los fiscales de los Estados Unidos

La danza de los millones de Esquivel salpica a la Copa América de 2007Créditos: Carlos Garcia Rawlins / Reuters
Publicada por: el RonGonzalezc@gmail.com @RonCcs

(Caracas, Venezuela) – La cuadragésima segunda edición de la Copa América, que se hizo en Venezuela entre el 26 de junio y el 15 de julio de 2007, se ha visto salpicada por el escándalo de corrupción que sacude a la Fifa después de la detención de once altos cargos del ente rector del fútbol mundial.

Según se detalla en las investigaciones que ha seguido la justicia estadounidense sobre el caso, quien fuera hasta ayer el Presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Rafael Esquivel, solicitó un soborno por casi un millón de dólares para favorecer a la empresa Traffic, encargada de vender los derechos de transmisión del evento.

Pero no se quedó allí: una vez finalizada la Copa América de 2007, Esquivel solicitó otra comisión, basada en las ganancias que obtuvo Traffic. Su pago habrían sido unos USD 700.000. Al parecer el torneo realizado en Venezuela fue muy rentable para Traffic, porque 4 años después, en el marco de una reunión por el evento de 2011, Esquivel solicitó otro pago -sí, otro pago- de un millón de dólares relacionado con las ganancias de la mencionada empresa en 2007.

En total, Esquivel recibió casi USD 1,7 millones a lo largo de 4 años -no está demostrado que el otro millón se le halla entregado- solo por favorecer a la empresa que vendió los derechos de transmisión de la Copa América de 2007. Como si eso fuera poco, entre febrero y julio de 2014 recibe tres nuevos pagos por 700.000 dólares, esta vez de parte de los responsables de la empresa Full Play, los cuales fueron depositados a 3 cuentas manejadas por él en los bancos UBS, Bank of America y Espirito Santo de la Florida, en los Estados Unidos.

CASO DATISA

Esquivel también esta implicado en una trama de sobornos recibidos de la empresa Datisa, que pactó un contrato de USD 240 millones por los derechos de transmisión de la Copa América en sus ediciones de 2015, 2019 y 2023. Datisa aceptó pagar sobornos por 110 millones de dólares, aunque no se establece cuanto dinero recibiría o recibió cada jerarca de la Conmebol, según detalla la agencia de noticias AP.