La debacle venezolana es “consecuencia de las decisiones políticas” de Chávez

Henry Ramos Allup sostuvo que los ámbitos políticos y económicos no pueden ser separados en una gestión gubernamental, por lo que los principales factores determinante en la crisis han sido "decisiones políticas obedientes a un modelo absolutamente fracasado".

Publicada por: el andreduardo@gmail.com @AndrEduardo

Cámara y edición del video: Alex Urbina / Sumarium

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El presidente de la Asamblea Nacional (AN), diputado Henry Ramos Allup, afirmó que la fortísima debacle socio-económica que padece Venezuela tiene su origen en la mala gestión del expresidente Hugo Chávez, cuyas consecuencias políticas tienen especial acento en lo económico.

“Las situaciones económicas, en cualquier parte, incluyendo la inflación, siempre son las consecuencias de decisiones políticas. Aquí el error estuvo en que ese megalómano que era Chávez, un tipo absolutamente perturbado, trató de implantar un modelo ideológico que está teniendo consecuencias políticas”, expresó Ramos Allup en una entrevista exclusiva con Sumarium, en su despacho en el Palacio Federal Legislativo.

Sostuvo que los ámbitos políticos y económicos no pueden ser separados en una gestión gubernamental, por lo que los principales factores determinantes en la crisis han sido “decisiones políticas obedientes a un modelo absolutamente fracasado“.

Ramos Allup fue enfático en afirmar que Chávez hizo el Gobierno “más dependiente de la renta petrolera” en la historia de Venezuela. Lo describió como un hombre “psicótico”, “antisocial” y que además copió el “fracaso” que ha llevado a millones de personas a la miseria en todo el mundo.

El exmandatario socialista fue “un tipo con sus taras, con sus fobias, con sus manías, con sus complejos, con sus fijaciones psicóticas”, sumó el presidente del Parlamento.

“Él aplicó un modelo político y por ahí vino lo demás: expropiaciones, confiscaciones, perseguir al que producía, ‘ser rico es malo’, ‘el que tiene dos pares de zapatos es porque se robó uno’, ‘tú andas a pie porque fulano tiene dos carros’, y así”, apuntó.

En tal sentido, aseveró que todo aquello trajo como herencia “una ruina”, pues “a todo lo que le puso la mano el Gobierno, si estaba mal lo empeoró y si estaba bien lo echó a perder”.

“El ingreso del que dispuso Venezuela en 17 años -desde el inicio del Gobierno de Chávez- es inimaginable, es descomunal: casi 997.000 millones de dólares, más 160.000 millones de dólares de la deuda contabilizada de Venezuela, más la rentabilidad de la renta interna y fíjate la situación”, contrastó.

LIBERAR EL DÓLAR SIN GENERAR CONFIANZA HARÍA “DESANGRAR MÁS” AL PAÍS

A propósito del control de cambio impuesto desde 2003, una de las medidas más criticadas y lamentadas por economistas, empresarios, comerciantes y ciudadanos en general, Ramos Allup recordó que apoyó la medida similar implementada durante un año por el Gobierno de Rafael Caldera (1994-1999).

En ese entonces, recordó, el Gobierno de turno “controló el cambio, controló la sangría y después, al año, volvió a liberar los cambios, pero la situación ya estaba estabilizada”.

Sin embargo, la situación actual de Venezuela “es tan terrible que si viene la liberación (del tipo de cambio) el país se va a desangrar más”, por lo que se hace urgente y muy necesario generar confianza para que la gente -incluyendo los inversores extranjeros- vuelvan a creer en las reglas del juego venezolanas y en la moneda nacional.

“¿Este Gobierno genera confianza? ¿No? Tienes que cambiar de Gobierno“, consideró.

“Cuando la gente no tiene confianza en su propia moneda, huye a valores más estables” como divisas extranjeras o bienes, afirmó Ramos Allup, coincidiendo además con el economista Asdrúbal Oliveros: “Esta ha sido la peor época de la historia de Venezuela”.

“El gobierno que venga tendría que ser infinitamente pésimo para que la gente diga que con Chávez se vivía mejor. La gente dice bastante que con los adecos se vive mejor y no es cuento”, puntualizó.