La derrota de Perú afectó la presión arterial de Fujimori

Fujimori, que purga desde 2007 una condena de 25 años por delitos de corrupción y lesa humanidad, fue trasladado de emergencia el viernes a una clínica local por presentar problemas de hipertensión y dolores en la lengua donde ha sufrido una lesión cancerígena.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Lima, Perú. AFP).- La derrota por penales del seleccionado de fútbol de Perú frente a su similar de Colombia por la Copa América le provocó una subida de presión al preso expresidente Alberto Fujimori, que se encuentra una clínica local por hipertensión.

El congresista Alejandro Aguinaga, médico de cabecera del exmandatario, dijo “yo fui el causante, puse el encuentro y los penales han hecho que se le suba un poco la presión”.

“Estábamos contentos y emocionados y felicitamos al equipo peruano por la actitud que ha tenido. Esto lo emocionó como a cualquier nacional”, dijo a la emisora RPP.

La selección peruana perdió por penales (4-2) el viernes en la noche contra Colombia en el partido de cuartos de final de la Copa América Centenario, que se juega en los Estados Unidos.

PERMANECERÁ INTERNADO

Aguinaga al referirse a la salud del expresidente (1990-2000) dijo que se había calculado mantenerlo internado hasta el domingo en la tarde. “Ahora lo condicionamos a los resultados de los análisis, es posible (que el tiempo se amplíe), lo han sedado un poco y estamos esperando bajarlo para la endoscopía”.

Fujimori, que purga desde 2007 una condena de 25 años por delitos de corrupción y lesa humanidad, fue trasladado de emergencia el viernes a una clínica local por presentar problemas de hipertensión y dolores en la lengua donde ha sufrido una lesión cancerígena.

“Tiene un dolor insoportable en la lengua, dolores en el hombro y poca sensibilidad en la pierna”, dijo Aguinaga.

En los últimos tres años debido a su hipertensión arterial y a una lesión cancerígena en la lengua por la que ha sido operado en cinco ocasiones y que requiere evaluación periódica, el exmandatario de 77 años ha estado ingresando a clínicas locales.

El legislador informó que su hija Keiko, excandidata fujimorista a la presidencia, lo visitó y que su presencia lo alegró mucho.

En marzo de este año también fue llevado de emergencia a una clínica por presentar problemas neurológicos, y luego de ser tratados retornó al penal.

El exmandatario cumple desde 2007 una condena de 25 años de cárcel por corrupción y violación de los derechos humanos durante su gestión en el marco de la lucha contra la guerrilla de Sendero Luminoso.