La desaparición de los 43 le pasó factura a la izquierda

"Lo primero que necesita Guerrero es que volvamos a la normalidad, que volvamos a la paz, mientras no se logre eso, va a estar muy difícil intentar cualquier cosa", expresó Héctor Astudillo del partido PRI.

La desaparición de los 43 le pasó factura a la izquierdaEl candidato por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para el gobierno del estado mexicano de Guerrero, Héctor Astudillo (c), celebró el domingo 7 de junio de 2015, luego de que un conteo de salida lo señala como ganador, en Morelia (México). Crédito: Francisca Meza/ EFE.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Chilpancingo, México. EFE)– El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Héctor Astudillo, puso hoy fin a una década de gobierno del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el estado mexicano de Guerrero, muy dañado por la desaparición de 43 estudiantes el pasado mes de septiembre.

Según con los datos del primer recuento rápido, Astudillo, quien compite en coalición con el Partido Verde Ecologista de México (Pvem), tendría el 42% de los votos, mientras que Beatriz Mojica, la candidata del PRD, tendría el 34 %.

Los primeros avances del Programa de Resultados Electorales Preliminares del estado de Guerrero (sur) confirman la supremacía del candidato Astudillo, quien en una entrevista radiofónica tras conocer estos resultados aseguró que el mensaje que ha dado el pueblo guerrerense es que quiere un cambio.

“Estoy consciente del gran reto, tengo los pies sobre la tierra pero solo no lo voy a hacer”, dijo el político, quien demandó contar con la ayuda del Gobierno mexicano para solucionar temas como el problema de inseguridad existente.

De confirmarse estos resultados, Astudillo relevará a Rogelio Ortega, designado para sustituir al perredista Ángel Aguirre, quien solicitó licencia para separarse del cargo en octubre de 2014, obligado por los acontecimientos de Ayotzinapa.

El izquierdista PRD gobernaba en el estado y también en el municipio de Iguala cuando los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa desaparecieron tras ser atacados por órdenes del alcalde José Luis Abarca, supuestamente para evitar que irrumpieran en un acto oficial.

Este caso, que ha cobrado relevancia internacional porque puso en relieve una red de corrupción entre autoridades, policías y narcotraficantes, ha afectado notablemente al partido.

La agrupación llevaba gobernando desde hace una década en el estado de Guerrero, una de las regiones más pobres del país.

En una reciente entrevista con Efe, Astudillo contaba que su principal objetivo era “pacificar el estado”.

“Lo primero que necesita Guerrero es que volvamos a la normalidad, que volvamos a la paz, mientras no se logre eso, va a estar muy difícil intentar cualquier cosa”, apuntaba entonces.

En su opinión, había llegado la hora de que esta región pasara página a la izquierda “corrupta” del PRD que, dijo, ha fracasado gobernando en la última década. “No tienen calidad moral, no tienen ninguna posibilidad de conservar Guerrero porque la gente los califica como corruptos”, opinaba el entonces candidato.

Según los primeros datos, en la capital de Guerrero, Chilpancingo, habría ganado el PRI, así como en el municipio de Iguala, donde desaparecieron los estudiantes.
Categoría: Mundo | Claves: Elecciones en México México