La dieta obligada de los venezolanos lleva a remendar la ropa

"Es más barato mandar a arreglar que comprar ropa nueva"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La situación actual ha llevado a los venezolanos a someterse a una “dieta involuntaria” con su consecuencia inmediata, la pérdida de peso. Pero renovar el closet, en tiempo de crisis, no es una opción, por lo que quienes pueden han optado por las costureras para remendar y ajustar prendas.

“Bajé de peso porque ya no puedo comprar cosas que solía comer. Es más barato que me arreglen la ropa a comprar pantalones nuevos”, aseguró Juan García a El Nacional.

Lo que más hacemos es el cambio de talla a una más pequeña. Un cliente bajó tres tallas con el cambio de dieta porque la comida está muy cara”, dijo Eufemia Abreu, encargada de un negocio de costureras en Altamira.

Pero este sector no escapa de la crisis, las tarifas de arreglos de ropa, antes muy económicas, se han incrementado por la escasez e inflación. “Este año los hemos elevado tres veces entre 10% y 20%”, señaló Abreu.

Las costureras suben precios alrededor de cada dos meses por el incremento de los hilos, agujas y cierres que además dicen están difíciles de conseguir.

Dependiendo de lo complicado de la labor, ajustar de talla un pantalón cuesta entre 4.700 y 10.000 bolívares, mientras que arreglar el entalle de una camisa va desde 1.600 hasta 4.500 bolívares.

Sin embargo, Marian Masliah, afirma que “es más barato mandar a arreglar que comprar ropa nueva” y que la situación ha favorecido su negocio.

Pero la verdad es que no es en medio de la gravedad económica del país, optar por los remiendos es también un “lujo” que no todos pueden darse. Mirtha Rojas apuntó que su clientela bajó bastante porque “aunque la gente prefiere pagar un arreglo a comprar ropa, la situación del país hace que les cueste”.

Para leer más, pulse aquí