La difícil cruzada de sobrevivir sin medicamentos

¿Hasta dónde cubren las políticas la necesidad de un ser humano cuya vida depende de un medicamento?

Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Redacción Sumarium) – “Los venezolanos somos los que consumimos en el mundo el mayor número de medicamentos per cápita”, dijo recientemente la nueva ministra para la salud, Luisana Melo, y remató: “La estadística de escasez de insumos no denota el suficiente acceso a los fármacos en el país”, sino su “uso no racional”… Ante esto, ¿qué decir?

Venezuela, sumida en una profunda crisis política, social y económica ha tenido que sortear -con escasa habilidad- la continua caída de los precios del petróleo, su principal sostén financiero, y con menos pericia el drama de desabastecimiento de alimentos, medicinas e insumos básicos.

“Virgen santísima, ¿será que quieren que la gente se muera de un infarto? Mamá tiene 15 días sin tomarse la pastilla para la tensión”, fue el comentario de una mujer, visiblemente agotada de buscar el remedio para ofrecer calidad de vida a su madre, y es que la calidad de vida es un derecho fundamental.

“¿Cuántos venezolanos han muerto por falta de medicinas? La ineptitud del régimen está matando gente. Es una tragedia humanitaria”, opinó Leonardo Padrón a través de su cuenta en la red social Twitter.

Luego, su comentario fue sustentando con cifras: Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), aseguró a los medios que la falla de abastecimiento de medicamentos en el país ronda el 80% y advirtió que hay una “crisis humanitaria” en puerta.

En este sentido, la diputada a la Asamblea Nacional por Primero Justicia, Dinorah Figuera, señaló en una entrevista a Globovisión que el Gobierno debe decretar la emergencia de salud y pidió sensibilidad en esta materia. Su propuesta es crear dos fondos para responder las urgencias en las áreas de salud y alimentación.

Pero ya ha habido otras iniciativas sin éxito, y si no, ¿qué pasó con el Sistema Integrado de Acceso a Medicamentos (Siamed)?: nunca funcionó de forma efectiva, pues la escasez no permite satisfacer la demanda.

Con respeto a las diferencias, contrario a lo que opina la ministra para la salud, en muchos casos no se trata de “uso no racional”, sino de necesidad.

A FALTA DE FÁRMACOS, BUENAS SON REDES

WhatsApp, Twitter, Facebook, Instagram… todas se han convertido en herramientas, no solo para el intercambio de productos básicos, sino para apostar a la simpatía y humanidad en busca de satisfacer necesidades y, en ocasiones, garantizar la vida.

Hace unas semanas recibí un mensaje de un familiar: “Es lamentable que por la falta de medicamento, Madopar -para el Parkinson-, nuestra prima esté agonizando. Los primos de Margarita están desesperados”.

Casualmente, medicamentos para el Parkinson es lo que piden familiares y allegados del intérprete de María Antonia, Gualberto Ibarreto, a travé de Twitter: Stalevo o Sinemet. Todos agotados en la mayoría de las farmacias desde hace seis meses. Así lo constató el equipo de Sumarium en un recorrido y consultas a distintas boticas del país.

Muchos recurren al trueque o al “bachaqueo” para conseguir insumos, sin embargo, lo “fácil” puede salir “caro”, ya que muchos medicamentos requieren de condiciones especiales para su preservación, que solo puede garantizar un establecimiento en regla. 

ABASTECIMIENTO Y DIVISAS

Para Freddy Ceballos, el problema que tiene Venezuela a nivel farmacéutico, efectivamente, no es de distribución, sino de abastecimiento, y en este sentido advierte que la mayor dificultad que tiene el país “es el otorgamiento de divisas a las diferentes empresas”.

“No se consiguen medicinas para diversas terapias. Es una situación nunca vista porque antes, cuando se tenía una falla de un 15%, era un alerta para el gremio farmacéutico, pero la situación de ahora es sumamente grave y más aún si el Gobierno no toma acción”, indicó.

En diciembre, el extitular de la cartera de Salud, Henry Ventura, aseguró que se reuniría con Ceballos para pautar un inventario estratégico de cara al 2016, y así evitar el desabastecimiento de antídotos. Sin embargo, la escandalosa cifra de 80% no es alentadora.

Psicotrópicos, hipertensivos, acetaminofén, anticonceptivos, reactivos, tratamientos para el Parkinson, el asma… la lista es grande, tanto como la dependencia de muchos venezolanos a un fármaco.

“Estamos en una crisis humanitaria porque los pacientes se están muriendo lamentablemente por la falta de medicamentos, no hay insumos para las operaciones, y porque el Estado no acepta lo que sucede en el país. Evidentemente, tenemos que salir a denunciar lo que está pasando. Estos problemas se pueden solventar con los organismos internacionales”, sostuvo Ceballos.

Para el presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, Huníades Urbina, Venezuela ha “retrocedido un siglo” en materia de salud.

“Hay déficit de vacunas tanto en el sector público como en el privado, porque el gran problema es que aquí en Venezuela no se producen vacunas, y al estar trancado el juego para la obtención de divisas para importarlas, no se pueden adquirir”, señaló en un comunicado.

Citó, además, el caso de la epidemia de varicela que se registra en la nación suramericana. Desde hace dos años no se importa de manera regular y constante la vacuna para combatirla.

“Ya hay más de 60.000 casos, es la epidemia más grande de varicela que se registra en América Latina en los últimos años”, precisó.

Y cuestionó: “Si se puede evitar una enfermedad, ¿por qué exponer a las personas? Hay cosas que no se pueden evitar, como el caso de muchos virus, pero si hay vacunas para evitar que los niños se enfermen, ¿cómo es posible que no se le estén suministrando?”.

Adicionalmente, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, informó este lunes que “es probable que el virus del zika se extienda a todos los países del continente americano donde se encuentra el mosquito Aedes aegypti”. Ya en Venezuela se han presentado varios casos de zika.

Ante esta realidad, la parlamentaria Dinorah Figuera instó al Gobierno a iniciar una campaña de prevención y generar políticas para enfrentar la enfermedad.

Aseguró que la Comisión de Salud de la AN profundizará estos temas el próximo martes en sesión ordinaria y que a esa instancia acudirán representantes de pacientes con cáncer y enfermeras del hospital J.M de los Ríos para exponer su cruda realidad: la realidad de todos los venezolanos.