La discreta visita de Alierta para defender los intereses de Telefónica

Fuentes cercanas al directivo español aseguran que se trató de un viaje estratégico y que el objetivo principal era tender puentes de diálogo con el Gobierno.

La discreta visita de Alierta para defender los intereses de TelefónicaCésar Alierta en el Mobile World Congress en Barcelona España, 2009. Crédito: AP.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Venezuela (Redacción Sumarium). En los últimos meses se ha generado gran preocupación y expectativa por las relaciones y la tensión entre Venezuela y España. César Alierta, presidente de la empresa Telefónica, no se ha mostrado ajeno a esta realidad, por lo que visitó el país caribeño, donde la compañía tiene grandes e importantes inversiones en depósitos bancarios.

Reseña El Confidencial, citando a fuentes oficiales de Telefónica, que Alierta estuvo en Venezuela en los primeros días de mayo aprovechando un viaje a Brasil.

Asimismo, las fuentes detallaron que la escala en Caracas estaba motivada por un asunto interno, para reunirse con parte del equipo directivo de la filial venezolana, y que no hubo ningún encuentro con representantes del Gobierno.

Otras fuentes discrepan y aseguran que el presidente de Telefónica sí se vio con miembros de los principales partidos políticos del país, que en los últimos años le ha dado más de un disgusto, afirma el texto.

LA SITUACIÓN PARA TELEFÓNICA EN VENEZUELA

Desde 2010, Telefónica ha tenido que reconocer depreciaciones de siete mil 500 millones de euros en Venezuela por las constantes devaluaciones del bolívar. El último impacto lo sufrió en el cuarto trimestre de 2014, cuando tuvo que aplicar el nuevo tipo de cambio venezolano, lo que le supuso reconocer pérdidas contables de tres mil millones de euros.

En su artículo, El Confidencial plantea que aplicar el nuevo precio del bolívar de 12 unidades por dólar a 50 por la entrada en vigor de un nuevo sistema cambiario, le propinó una caída del beneficio operativo y del resultado neto de 915 y 399 millones de euros, respectivamente, contra las cuentas del pasado ejercicio.

El problema adicional es que Telefónica, como el resto de compañías extranjeras, no puede repatriar los dividendos que obtiene en el país, por lo que esos siete mil 500 millones depreciados están en depósitos en bancos locales. Una cantidad que representa, según algunas fuentes, el 8% del total del sistema financiero venezolano, expone la publicación.

UN VIAJE DE NEGOCIOS

Fuentes cercanas al directivo español aseguran que se trató de un viaje estratégico y que el objetivo principal era tender puentes de diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro para defender los intereses de Telefónica.

“Especialmente porque en Moncloa se teme que, tras varias devaluaciones que han golpeado seriamente las cuentas de BBVA, Repsol, Mapfre y Sol Meliá, entre otras, el próximo paso del Partido Socialista Unido de Venezuela pudiera ser la nacionalización de las filiales españolas”, argumenta el portal.

Categoría: Venezuela | Claves: César Alierta Telefónica