La educación, el gran desafío de Macri en Argentina

Tenemos que ir logrando que todos los chicos comiencen la educación inicial a los 3 años.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Buenos Aires, Argentina. EFE) .- El presidente argentino, Mauricio Macri, dio hoy inicio al ciclo lectivo de la Universidad de Rosario, en la provincia de Santa Fe (centro), con una conferencia frente a docentes, alumnos y autoridades en la que destacó que “la educación es la revolución más importante” que debe encarar la Argentina.

Junto con autoridades de la casa de estudios, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y los intendentes de Rosario, Mónica Fein, y de la Ciudad de Santa Fe, José Corral, entre otros, Macri habló de un gran “desafío” relacionado con que “uno de cada diez chicos termina siendo universitario”.

Además, advirtió que “la mitad de los chicos en la Argentina hoy terminan el colegio, y de los que terminan, solo la mitad comprende texto”.

El mandatario resaltó que, en busca de medidas para revertir la situación, el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, reunió en Purmamarca, Jujuy (noroeste), a todos los ministros provinciales.

En el encuentro, los ministros acordaron las “bases de la revolución” educativa, que son la aplicación de una agenda pedagógica de innovación y la extensión de las jornadas horarias, “porque la mayoría de las escuelas no tienen doble escolaridad”.

Tenemos que ir entendiendo que lo más importante comienza en la primera infancia, por eso tenemos que ir logrando que todos los chicos comiencen la educación inicial a los 3 años

Asimismo, señaló que Argentina viene de años en los que se ha creído que “la solución es ocultar el problema”.

En ese sentido, el presidente argentino consideró “fundamental” tener un instituto de evaluación de calidad y equidad educativa, que sea independiente del poder político, para “empezar a corregir y recuperar el rol de lo más importante, que es el del docente”.

Argentina atraviesa un período de estancamiento en la educación, reflejado en las últimas pruebas PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes), que ubicaron al país entre uno de los diez cuyos estudiantes tienen un nivel más bajo en áreas como matemáticas, ciencias y lectura, sobre 64 naciones que participaron.