La escalofriante entrevista al jefe de una banda hamponil en Antímano

“Estaba claro que él me podría haber robado o incluso asesinado".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El equipo de The Times se adentró en uno de los más populares y peligrosos barrios de Caracas, Antímano, para contar en primera persona, las hazañas de una de las bandas criminales que desde allí operan y azotan a la capital.

“El hombre de pie en el callejón de la barriada de Caracas claramente tenía una pistola en la cintura, y nos miraba, con los brazos cruzados, mientras nos acercábamos. Después de haber quedado con una de las bandas de secuestros notorios de la capital venezolana, el arma no me sorprendió”, empieza el reportaje James Hider, quien entrevistó al jefe de una banda de secuestradores.

Lea también: 600 personas integrarían las 12 megabandas que operan en el país

Hider cuenta que fue llevado hasta una casa, donde habían muebles de mala calidad y motos que son utilizadas para robar y huir. Allí habitan, o por lo menos se reúnen, secuestradores y traficantes de drogas.

El criminal, armado con un revólver, con sus dedos en los gatillos, detalló que hasta 2000 euros pueden cobrar por un trabajo -llámese secuestro-, cifra que depende de cuánto le puedan exprimir a su víctima.

Destacó de manera tajante, sin sonreír y muy seguro, que una persona prominente para ser secuestrado sería el mismo periodista de The Times, el que justo en ese momento lo estaba entrevistando, porque parecía que tenía un “montón de dinero”.

Lea también: Las “megabandas criminales” que aterrorizan a los venezolanos

Estaba claro que él me podría haber robado o incluso asesinado y nadie en el barrio se hubiera atrevido a decirle a la policía o intervenir. La calle exterior estaba casi desierta (…) La noche anterior, un conductor de taxi local había sido asesinado a tiros en lo que podría haber sido un secuestro fallido”, narró el periodista.

“En ese momento, decidí terminar la entrevista tan pronto como pude (…) este hombre se limitó a mí en la forma en que un agricultor podría al momento de retirar una oveja de una masacre”, agregó.

“ES SOLO UNA CORTINA DE HUMO”

El delincuente también se refirió a la Operación para la Liberación del Pueblo, otro plan de seguridad del gobierno venezolano, uno nuevo para tratar de batallar contra el hampa. “Es sólo una cortina de humo para tranquilizar a las personas que tienen miedo. Tienen que mostrar que están haciendo algo, pero los verdaderos criminales siempre en libertad“, señaló.

Su grupo, que pregona la cocaína, el crack y la marihuana, ha dado varias batallas armadas por el control de la zona, pero actualmente están en tregua. “Ahora nos respetan, pero si vienen aquí, vamos a tener que responder. No tengo miedo de morir”, aseveró.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos