La escandalosa denuncia de Leocenis García sobre los bolichicos

Leocenis García aseguró que una "alta fuente" le confesó que a través de la exsecretaria de un exalcalde chavista de Caracas -hoy en la oposición- se habría pedido en marzo de este año una reunión al jefe de Parlamento, Henry Ramos Allup, para que recibiera al Nervis Villalobos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El periodista venezolano Leocenis García hizo este sábado una escandalosa denuncia sobre los llamados bolichicos, un grupo de jóvenes fundadores de la empresa Derwick Associates, liderados por Alejandro Betancourt y Pedro Trebbau, circunstancialmente ligados a Nervis Villalobos, un exfuncionario del régimen chavista venezolano.

Daniel Medina, exjefe de Actuación Procesal, el cargo más cercano y de confianza de la fiscal general Luisa Ortega Díaz; y Alejandro Castillo, exfiscal del Ministerio Público, aparecen igualmente como apoderados y gestores de los bolichicos.

Leocenis García aseguró que una “alta fuente” le confesó que a través de la exsecretaria de un exalcalde chavista de Caracas -hoy en la oposición- se habría pedido en marzo de este año una reunión al jefe de Parlamento, Henry Ramos Allup, para que recibiera al Nervis Villalobos. Ramos Allup se negó a reunirse con éstos.

Lea también: ¿Quiénes son los ‘bolichicos’ y cuál es su papel en Pacific E&P?

Ramos Allup, un dirigente de la socialdemocracia, fue el primero en denunciar, aún estando vivo Hugo Chávez, una nueva casta a la que llamó “boliburguesía”.

Medina y Castillo también aparecen incoando la demanda contra los editores Alberto Ravell, Miguel Henrique Otero y Teodoro Petkoff por parte del diputado Diosdado Cabello, un militar retirado que fue jefe del Parlamento y que Maduro ha desmantelado de su poder.

García apuntó que Betancourt, uno de estos nuevo ricos e hijo de un modesto pianista, perdió hace solo unas semanas 200 millones de dólares en la empresa Pacific Rubialis.

Cada vez que le han tocado el tema, Ramos Allup ha dicho que esa situación debe ser investigada. El parlamentario, conocido por su encendido verbo, ha sido un critico de la corrupción chavista.

El periodista apuntó que la noticia de la reunión pasó desapercibida en Venezuela “producto de un millonario lobby que gestiona una venezolana -hoy ex chavista- ligada a un opositor en el exilio”.

EL MODELO DE NEGOCIOS DE DERWICK

Venezuela padece apagones y fuerte racionamiento de electricidad, después de haber invertido unos 53.000 millones de euros en plantas eléctricas, compradas precisamente a estos novatos muchachos de las finanzas, resaltó García, quien además sostuvo que el modelo de negocios de Derwick estaba basado en sobornos multimillonarios a funcionarios públicos en Venezuela a cambio de la adjudicación de contratos de construcción en el sector energético.

Ya en 2010, en medio de una severa sequía, que se agregó a la falta de inversión y el subsidio estatal a las tarifas del servicio, Derwick sobrefacturó su trabajo con sobreprecio para paliar la crisis eléctrica, sin que al final haya podido lograrlo.

Las voces de Thor Halvorssen, ejecutivo de Human Rights Foundation, así como la del cronista Alex Boid, se han levantado desde meses sobre este caso, pero sin respuesta alguna.

El prestigioso diario The Wall Street Journal ha revelado que los fiscales federales y estatales de Nueva York están investigando a la empresa de estos jóvenes, que se convirtió en una de las líderes en la importación y “construcción” de plantas eléctricas durante el gobierno de Hugo Chávez.

Las investigaciones también alcanzan a una compañía de ingeniería radicada en Missouri, llamada ProEnergy Services Procurement and Construction, que vendió docenas de turbinas a Derwick y le ayudó a armar las plantas.

LAVADO DE DINERO

Por otra parte, Leocenis García apuntó que ha investigado desde hace meses la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de Estados Unidos y descubrió que los representantes de Derwick “conspiraron para lavar dinero, a raíz de la detención de un venezolano que inmediatamente fue representado por la firma de abogados Strasburger & Price Llc”.

“La sorpresa es que esta consultoría legal era la misma firma de abogados de Ovarb (vinculada a los bolichicos), una empresa a la que Bariven pagó el el año 2010 por cuatro unidades RR Trent 60 (183 millones de dólares). Con eso se habrían construido dos plantas y sobrarían 67 millones de dólares“, agregó, destacando que una vez que los contratos estaban garantizados para Derwick (y en última instancia, el dinero transferido a cuentas bancarias en Nueva York) “los acusados se quedaban con sumas millonarias, que luego depositan en bancos americanos”.

De 2009 y 2010, Derwick presentó más de 25 ofertas en proyectos de construcción al estado venezolano y les fueron adjudicados 12 contratos valorados “aproximadamente en un billón de dólares estadounidenses”, señaló García.

También aseguró que los bolichicos tienen a su servicios “plumarios y payasos, tontos y sicarios”. y que “una gran nómina de los servicio secretos del Estado” es pagada por los jóvenes de Derwick, cuyas fortunas crecieron en tres años vertiginosamente.

“Producto de las relaciones de Raul Gorrín -un abogado socio de alias ‘Guarapiche’ (Adrián Velásquez), ex edecán del presidente Chávez hoy acusado en los papeles de Panamá- con los exfiscales Daniel Medina y Alejandro Castillo, los bolichicos han conseguido una unión dentro de las divisiones del chavismo“, puntualizó.