Alejandra Benítez ganó plata en los Panamericanos

Cayó ante la estadounidense Dagmara Wozniak

Alejandra Benítez ganó plata en los PanamericanosCrédito: AP.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Toronto, Estados Unidos. AP)— La esgrimista Alejandra Benítez dio un toque ideológico a los Juegos Panamericanos, al competir con un símbolo del chavismo, escondido en su vestimenta. Pero más allá de su posición política, confía que la medalla de plata lograda el lunes en los Juegos Panamericanos de Toronto será celebrada “por todos los venezolanos”.

Benítez, ex ministra de deportes y actual diputada, cayó por 15-13 golpes ante la estadounidense Dagmara Wozniak en la final de sable individual disputada en el Centro Acuático y Deportivo de Toronto, en una jornada en la que Argentina logró dos bronces, sus primeras medallas en esta competencia desde 1995.

Tras competir, Benítez mostró a periodistas que en el pantalón de su vestimenta, a la altura del muslo y no a la vista, llevaba grabada la imagen de los ojos del fallecido ex presidente Hugo Chávez, que se ha vuelto un símbolo para sus seguidores.

“Soy hiperchavista, pero por mi condición de atleta mucha gente de derecha me apoya. Siempre he sido muy abierta a las críticas”, aseveró Benítez. En este espacio (por los Panamericanos) no hay política, este lo celebra mi vecino que no lo quiere (al chavismo) hasta el que lo adora”, reflexionó ante la consulta sobre la situación de su país.

Benítez es una activa militante del chavismo desde los 21 años. Además de ex ministra, es diputada desde 2010.

La esgrimista, odontóloga y política de 35 años revalidó la plata que había obtenido en Guadalajara 2011.

Lea también: Así fue el fin de semana en los Juegos Panamericanos

Pero me llevo una medalla para mi país que es lo más importante

“Este es mi último juego panamericano, no me quería quedar con otra plata. Pero son cosas que pasan, es parte del deporte y hay que aceptar la derrota”, dijo Benítez a The Associated Press. “Pero me llevo una medalla para mi país que es lo más importante”.

Benítez estuvo a punto de no competir debido a una fractura en la tibia.

“Asumí los riesgos y salí con medalla, eso me hace victoriosa”, comentó.

En la ceremonia de entrega de medallas, Benítez bromeó con la estadounidense y simuló que le quitaba la presea dorada.

“No es fácil ganar una medalla de oro, hay que lucharla hasta el final. Para Venezuela este es mi mejor regalo que le puedo dar”, sostuvo.

Benítez retomó la práctica profesional de esgrima tras su salida del gabinete de Nicolás Maduro en 2014.

Este es mi primer evento de este ciclo olímpico después de estar en el ministerio

“Este es mi primer evento de este ciclo olímpico después de estar en el ministerio. La lesión me afectó mucho psicológicamente, pero vamos a reponernos a tiempo para Río”, dijo.

La también ex modelo venezolana había derrotado 15-14 a la argentina María Belén Pérez Maurice, en un combate picante de semifinales. La argentina llegó a tener una ventaja de 12 golpes sobre seis, pero fallos polémicos y la mayor fortaleza mental de la venezolana definieron la batalla.

“Fue duro porque con Belén nos conocemos muchísimo, nos venimos enfrentando en el campeonato panamericano (de esgrima), en el mundial, siempre nos encontramos”, dijo la venezolana, quien ahora buscará la clasificación para Río 2016 antes de retirarse.

Pérez Maurice, por su parte, reflexionó que “con el tiempo voy a disfrutar esta medalla, es la primera en un Panamericano. Pero siento que perdí la final por errores míos”.

En tanto, el argentino Roberto Bustamante obtuvo bronce tras la derrota contundente en semifinal por 15-4 ante el estadounidense Eli Dershwitz.

Argentina no ganaba dos medallas en esgrima en los mismos Juegos Panamericanos desde Mar del Plata 1995.

En el combate decisivo por el oro, Dershwitz derrotó 15-9 al canadiense Joseph Polossifakis.

Crédito: AP Photo/Felipe Dana.

Crédito: AP Photo/Felipe Dana.

Crédito: AP Photo/Felipe Dana.

Crédito: AP Photo/Felipe Dana.

Crédito: AP Photo/Felipe Dana.

Crédito: AP Photo/Felipe Dana.