La espeluznante historia que inspiró la película de ‘La Huérfana’

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Probablemente muchos vieron La Huérfana, una de las películas de terror más populares en los últimos años que se estrenó en el 2009.

Narraba la historia de una niña adoptada que luego se transforma en una pesadilla para sus padres. Fue un caso real y espeluznante.

Ocurrió en el año 2007 en la República Checa. Barbora Skrlová sufría hipopituitarismo, una enfermedad que permitía que se viera de 13 años a pesar de tener más edad.

Ella poseía rasgos psicopáticos evidentes y usó la enfermedad a su favor. Se hizo pasar por niña en gran parte de su adultez, engañando a varias personas para que la adoptaran y manipuló a las autoridades para que no la juzgaran, reseña Msn.

Crédito: 24 Horas.

Klara y Katherina Mauerová la adoptaron al conmoverse con la inocencia que Barbora bien sabía expresar. Las manipuló.

Klara, con dos hijos menores, se había separado de su marido y se encontraba viviendo con su hermana Katherina y Barbora, quien en ese tiempo se encargó de dejar mal a los niños para ella recibir toda la atención de las hermanas.

Barbora logró que Klara y Katherina se unieran a una secta religiosa llamada “El Movimiento Grial”, que aceptaba el canibalismo, la promiscuidad sexual y el incesto.

Su fanatismo religioso, la esquizofrenia de las hermanas Mauerová y la manipulación que usaba en ellas, hicieron que Klara encerrara a sus dos hijos completamente desnudos en una jaula de hierro que mandó a construir en el sótano de la casa.

Abusaba de ellos y los torturaba. Los menores relataron en el juicio, su madre, su tía y Barbora los golpeaban, los quemaban con cigarrillos y los tenían viviendo como animales.

Crédito: 24 Horas.

Skarlová convenció a las hermanas para engordarlos para luego obligarlos a quitarse pedazos de carne para que fueran devorados por ellas y los integrantes de la secta.

Para mantenerlos vigilados, las mujeres instalaron un monitor utilizado para escuchar a los bebés, pero sus vecinos tenían el mismo sistema y eso permitió que la verdad saliera a la luz. La señal entre los hogares se intervinieron y pudieron escuchar lo que les estaba sucediendo. Llamaron a la policía y los oficiales iniciaron con las investigaciones.

Una escena macabra. Así fue lo que describió la policía. Los niños desnudos estaban tirados sobre su propio excremento.

Pero eso no fue todo, también se encontraba una niña. Era Barbora, quien aseguró a la policía que se llamaba Anika y que Klara la había adoptado.

Todos fueron trasladados al hospital, pero uno de los niños murió como consecuencia del maltrato. Barbora logró escapar y desapareció.

Las hermanas confesaron en el juicio que habían sido manipuladas por Barbora y asumieron sus crímenes.

La secta ayudó a Barbora a huir hasta Noruega y allí cortó el cabello y engordó para hacerse pasar por una adolescente de 14 años. Otra familia la adoptó, pero sus actitudes la delataron.

Cuando los profesores intentaban contactar a las autoridades, Skarlová volvió a desaparecer. Pero esta vez no tuvo éxito. La policía checa había enviado una orden de captura internacional y lograron detenerla.

Klara fue condenada a 12 años de prisión y su hermana Katherina a 10 años. Barbora solo fue condenada a cinco años, aún así apeló en 2011 y quedó en libertad.

Se desconoce su paradero.




Categoría: Mundo | Claves: La Huérfana