La espeluznante masacre en un barrio argentino

El sexagenario se ahorcó tras dejar una carta escrita hace una semana que rezaba: "Los maté para liberarlos". Los vecinos se percataron por el terrible olor que emanaba de la casa.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- En la casa número 6371, ubicada en Villa Ballester, comenzaban a llegar las moscas, día tras día se podía notar cómo se incrementaba su número y sus molestos zumbidos, pero de no haber sido por el intenso olor nauseabundo que expedía la vivienda, nadie se hubiese imaginado que adentro habían cuatro cadáveres.

Los cuerpos de dos niños de 8 y 11 años respectivamente, fueron encontrados en una litera. La madre de éstos, quien presentaba herida de arma blanca, la hallaron acostada boca arriba sobre la mesa, y un anciano de 66 años, ahorcado en la entrada.

Las autoridades también encontraron una nota con fecha del 16 de febrero: “Los maté para liberarlos”. Por lo que se presume que el señor mató a su familia y luego se suicidó.

Según reseña Clarín, las víctimas fueron identificadas como Florencia Natalia Mazzei, de 34 años. quien falleció de una puñalada. El hijo mejor de la madre, Luca Tomás y el presunto asesino respondía al nombre Andrés Fidel Mazzei, abuelo de los niños y padre de la mujer.

Mazzei levaba 25 años desempeñándose como bibliotecario en el turno mañana en el colegio Almafuerte, en José León Suárez y también trabajaba en la escuela General Belgrano, en el turno tarde. Era el único sostén económico de la casa y un hombre muy reservado.

“La investigación está encaminada y todo indica que el hombre primero mató a su hija y a sus nietos, y luego se ahorcó. De confirmarlo y de acuerdo a la escena del crimen, lo que hizo este hombre es un verdadera locura”, agregó Daniel Cangelosi, el fiscal del caso.

Categoría: América Latina | Claves: Argentina sucesos