La exclusión de firmas fue un “fracaso estruendoso” para el gobierno de Maduro

Entretanto, el chavismo ha solicitado al Supremo que investigue el "fraude" que supuestamente intenta hacer la oposición con los requisitos del referendo pues el CNE debió anular más de 600.000 de las rúbricas entregadas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. EFE).- El dirigente opositor venezolano Henrique Capriles calificó hoy de “fracaso estruendoso” el lapso que el Poder Electoral dio para que quienes firmaron solicitando la activación del revocatorio en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, excluyeran sus firmas.

“Fue un fracaso estruendoso para el Gobierno el proceso de exclusión de firmas. Son 84 firmas las excluidas en Miranda, el segundo estado con mayor población del país”, dijo Capriles desde una actividad que encabezó como gobernador del céntrico estado Miranda.

El opositor también criticó el hecho de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no haya informado aún sobre cuáles serán los puntos, además de las sedes regionales del ente, para la validación de las firmas, un proceso que se inicia el próximo lunes y hasta el viernes.

PRESIONES DEL OFICIALISMO

Hasta el día de ayer, el vocero opositor, Carlos Ocariz, había asegurado que unos 1.200 venezolanos, de los más de 1.3 millones que firmaron para activar el revocatorio, habían retirado sus firmas, y que está cifra correspondía al 0,089 % del total de las mismas.

De acuerdo a las declaraciones que dio Ocariz, la oposición había recibido denuncias donde les señalaban que el retiro de algunas de estas firmas era por presiones que estaba haciendo el oficialismo en un intento de impedir el referéndum revocatorio.

Durante el proceso de retiro de firmas, la oposición venezolana ha mantenido a algunos de sus representantes en las sedes del CNE para vigilar su desarrollo.

El CNE anunció hace una semana que 1.352.052 firmas de las más de 1,8 millones consignadas por la MUD para acreditarse como organización política proponente del referéndum pasarán a la fase en la que cada persona deberá validar su registro con la huella dactilar.

Entretanto, el chavismo ha solicitado al Supremo que investigue el “fraude” que supuestamente intenta hacer la oposición con los requisitos del referendo pues el CNE debió anular más de 600.000 de las rúbricas entregadas.