La interioridad del golpe en el 2002 fue “un secreto a voces”

Todo estaba preparado por algunos dirigentes que ya están vetados.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) El gobernador del estado Barinas Adán Chávez, explicó durante una entrevista en el programa José Vicente Hoy, que el golpe del 2002 fue un acto mediático dirigido por los medios de comunicación privados del país.

El mandatario regional agregó que todo estaba preparado por algunos dirigentes que ya están vetados desde ese momento y por los medios de comunicación que quisieron implantar un país nuevo desde la frase “buenos días Venezuela tenemos presidente nuevo”.

Para Chávez, la interioridad del golpe fue “un secreto a voces”, que tomo a los dirigentes del oficialismo y a los partidos de alianza de sorpresa. “Una vez que se desato el golpe nos reunimos en Miraflores y se fue conociendo quienes eran los que generaron el golpe de estado”.

El gobernado agregó que en el país no se ha tenido un presidente humanista y que mostrara su disposición al diálogo como Hugo Chávez.

Según el hermano del ex presidente los que generaron el golpe en abril de 2002, lo supieron gestar al frente de los integrantes del gobierno en los salones de reuniones en varios sitios del centro de caracas y en el mismo palacio presidencial.

Adán destacó que el ex presidente siempre mantuvo un buen manejo de todos los temas el mismo día del golpe de estado y “fueron unas horas difíciles donde se mantenían varias expectativas y estrategias” por parte de Chávez para mantener el poder.

El también dirigente nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela, explicó que su hermano tomo la decisión de hablar vía telefónica con Fidel Castro, presidente de Cuba en ese momento quien le recomendó entregarse pero no renunciar.

Chávez siempre mostró llevar un buen control de la situación y fue algo que lo llevo a encarar a los militares que querían su renuncia en Fuerte Tiuna, aclaró el gobernador de Barinas.

“Estuvimos en esas primeras horas comunicándonos con otras personas y pensando que hacer. Nadie pensó que recuperaríamos el poder tan rápido”. Acotó que fue un golpe de 47 horas que Chávez “el pueblo no sintió”.

A pesar de los resultados de las elecciones del 6 de diciembre el pueblo está más organizado y está dispuesto a defender el movimiento revolucionario

El gobernador dijo que no descarta que su pueda agudizar la problemática actual debido a las órdenes que recibe la oposición venezolana por parte del Gobierno norteamericano.

“Ellos piensan que llegó el momento, y que dado a la mayoría circunstancial que tienen dentro de la Asamblea Nacional pueden acabar con la formación del proceso revolucionario”, explicó.

Para el gobernador, los opositores con sus líderes de mayor renombre buscan un nuevo golpe de estado pedido por mandatarios de otras naciones y factores internos.