La irrupción de Trump puede ser la gran ocasión para Alianza del Pacífico

Integrada por Perú, Colombia, Chile y México, la Alianza del Pacífico, nacida en 2011 para privilegiar el comercio entre economías abiertas, está también abierta a asociarse a otros bloques.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Lima, Perú. AFP) – La llegada de Donald Trump a Casa Blanca amenaza acuerdos de libre comercio pero fuera de su radar hay bloques como la Alianza del Pacífico, que pueden tentar a economías como China, según expertos.

Integrada por Perú, Colombia, Chile y México, la Alianza del Pacífico, nacida en 2011 para privilegiar el comercio entre economías abiertas, está también abierta a asociarse a otros bloques.

La AP representa el 40% del PIB total de América Latina y el 50% del comercio exterior del continente. Se trata además de economías sólidas y consideradas como buenos lugares para hacer negocios.

“La Alianza del Pacífico es una gran oportunidad. Ha surgido en América Latina. Hay casi un centenar de países en fila esperando entrar“, dijo a la AFP el expresidente de Perú, Alejandro Toledo (2001-2006). “Que el señor Trump no venga a decir a priori que no quiere continuar con los tratados o que se quiere desenganchar”, agregó.

“Aunque una cosa es lo que se dice en campaña y la otra es cuando se sienta en el sillón presidencial”, afirmó.

MÉXICO EN LA MIRA

México asoma, de momento, como la primera víctima potencial de las políticas proteccionistas de Trump. En su campaña el magnate republicano, prometió modificar o hasta anular el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que también integra Canadá.

Para México ese acuerdo es vital pero Trump considera que la mano de obra más barata de ese país, roba empleos a los estadounidenses.

Pero el presidente Enrique Peña Nieto ha preferido poner la otra mejilla y ofrecer diálogo con Trump y está abierto a renegociar ese acuerdo.

Sin embargo, el resto de países de la Alianza de la Pacífico no está en la mira de Trump, dado que son importantes productores de materias primas pero no de manufacturas.

“Fuera de México, América Latina no será una prioridad para la política exterior de Estados Unidos, y no hay grandes temas bilaterales en la agenda”, consideró la consultora Eurasia Group en un informe.

UNA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD

La paradoja en curso es que la arremetida de Trump contra acuerdos que involucran a Estados Unidos podría darle a la Alianza del Pacífico el chance de convertir una crisis en una oportunidad dorada.

“El proteccionismo que predica Donald Trump creo más bien que, en lugar de debilitar, debe fortalecer al bloque de la Alianza del Pacífico”, estimó a la AFP Elena Conterno, exministra peruana de la Producción.

Según Conterno, “los cuatro países que integran la alianza se diferencian del resto de bloques comerciales por el hecho que Estados Unidos no forma parte de él. Eso es lo que la hace relevante del resto de bloques comerciales”.

“Si le sumamos los países observadores” de la Alianza, acotó Conterno, esa diferencia se potencializa más.

La AP tiene 49 países no miembros que participan como observador. Entre ellos figuran Francia, Alemania, China, Australia, Indonesia, Japón, Corea del Sur y la India. La probabilidad de ampliar la AP está abierta.

“Espacios como éste se van a fortalecer (con la llegada de Trump a la Casa Blanca) porque se trata de comercio regional y de comercio intra alianza”, remata Conterno.

CAUTELA LATINOAMERICANA

Las crecientes reticencias de Estados Unidos hacia sus socios comerciales en la región han sido recibidas con cautela por las autoridades peruanas, que minimizan el impacto que pueda tener en los planes de acuerdos como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

“El TPP tiene (otras) 11 economías. Óptimo siempre que esté Estados Unidos, pero si no está, hay la voluntad del resto de seguir”, dijo a la AFP el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala.

Una de las ideas detrás de la AP es que nació como bloque comercial en oposición a los criterios ideológicos que anteponen otros países de la región con gobernantes con políticas intervencionistas estatales como Venezuela, Ecuador y Bolivia.

El AP funciona hasta ahora y se asemeja a un pequeño laboratorio a escala subregional de lo que podría ser un acuerdo de libre comercio entre los países de la APEC. No es casual que Colombia sea uno de los países que esperan ser aceptados como socios de la APEC.




Categoría: Economía Mundo | Claves: Donald Trump