La isla chilena de Chiloé arde en protestas

Las clases se suspendieron este lunes en varias comunas de la isla y muchos turistas están atrapados sin poder salir de la isla.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Hispan TV

(Chiloé, Chile. AFP).- Mercados sin pescado, tiendas sin productos básicos, piras de neumáticos en las rutas y turistas atrapados. La isla chilena de Chiloé arde en protestas de furiosos pescadores que piden ayuda para sobrevivir a una devastadora marea roja.

Los representantes de los pescadores rechazaron la última propuesta del gobierno de otorgarles un bono de 400.000 pesos (unos 600 dólares) y otros dos de 250.000 pesos (unos 225 dólares), por familia y reclaman el doble de ayudas.

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, que se encuentra en la región para seguir negociando, les pidió “que sean razonables”.

Desde hace una semana, piquetes de pescadores mantienen bloqueos en las carreteras y controlan el acceso y la salida de la isla para reclamar un plan de contingencia que les permita hacer frente a esta crisis medioambiental que amenaza con prolongarse durante meses.

SUSPENDEN LAS CLASES

Las clases se suspendieron este lunes en varias comunas de la isla y muchos turistas están atrapados sin poder salir de la isla.

“Ingresamos el día 25 y nos encontramos después con este caos que es un reclamo justo que nosotros apoyamos, pero que lamentablemente, nos afecta de manera indirecta, quisiéramos que nos den una solución para poder pasar a Puerto Montt y seguir avanzado”, dijo a la AFP la argentina Nora Vivente.

Desde hace meses, el mar chileno vive episodios alarmantes como el asfixiamiento de salmones, toneladas de sardinas y machas -un molusco muy apreciado en la gastronomía chilena – muertos en las playas, y el mayor varamiento de ballenas registrado en los últimos tiempos. Algunos científicos lo relacionan con el fenómeno de El Niño.

Pero los pescadores culpan de la virulencia de la marea roja al vertido al mar de toneladas de salmones contaminados a inicios de año por las toxinas de algas nocivas, lo que la industria salmonera niega.

El titular de Economía anunció el viernes que encomendará “a un grupo de científicos independientes que realicen estudios necesarios para evaluar esas hipótesis”.

SE AGUDIZAN LAS PROTESTAS

Mientras tanto, la crisis se agudiza y las protestas se enconan.

“Enfrentamos el peor conflicto social y económico de nuestros tiempos por la contaminación del mar con marea roja y la mortandad de 30 millones de salmones, que afecta el sustento directo miles de familias”, asegura la Unión de Sindicatos del Sur en un comunicado.

La mayor parte de las comunas de la isla, donde viven unas 170.000 personas, están afectadas por el amarre de la pesca artesanal, pero los efectos se sienten ya en toda la isla y en el continente, donde se comercializan los productos extraídos del mar.

Las ventas de pescado y marisco procedente de esta costa han caído el 90%, denuncia el sindicato que alerta de que a ello se suman los cerca de “10.000 cesantes de la industria del salmón debido a la mortandad de salmones y el bajo precio del producto en el mercado internacional”.

El sindicato denuncia que el compromiso alcanzado en septiembre pasado entre el gobierno y las empresas salmoneras para mitigar los efectos de la crisis del salmón, “no se ha implementado”.

El mercado turístico de Ancud estaba cerrado a falta de mercancía.

“Están muy bajas las ventas, no hay nada para comprar, no hay nada para vender. Nos está afectando demasiado”, dice María Altamirano una vendedora del mercado de esta isla situada a unos 1000 km al sur de Santiago.

Para comprar combustible hay que desplazarse hasta el continente porque las gasolineras de la isla están cerradas a falta de suministro. Pero para poder viajar al continente en el ferry que une Chiloé con Puerto Montt, se necesitan permisos que los líderes de las protestas otorgan con cuenta gotas.




Categoría: América Latina | Claves: Chile