La mató por interrumpirlo mientras jugaba

El joven tomó un objeto contundente de la caja de herramientas de su padre, subió al apartamento de Saray y cuando ella le abrió la puerta se lo clavó en la cabeza sin mediar discusión alguna.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

La joven era estudiante de la Ulpgc, donde se guardó un minuto de silencio. Crédito: ABC

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El Juzgado de Instrucción número 7 de la capital grancanaria decretó ayer el ingreso en prisión del joven que mató a la universitaria palmera Saray González García, en el barrio de Arenales.

Alberto Montesdeoca Pérez, de 19 años, está imputado por un delito de asesinato, según la calificación jurídica de los hechos planteada por la Fiscalía de Las Palmas al magistrado instructor.

El joven tomó un objeto contundente de la caja de herramientas de su padre, subió al apartamento de Saray y cuando ella le abrió la puerta se lo clavó en la cabeza sin mediar discusión alguna, para a continuación seguir golpeándola hasta darle muerte.

Después de matarla, bajó a su casa, se lavó y se cambió la ropa ensangrentada, que metió en una bolsa para después salir a la calle a tirarla, lo mismo que hizo con el arma homicida. A las pocas horas, acudió a una feria de cómic que se celebraba en el recinto ferial de Las Palmas.

Ambos arrastraban una mala relación porque se reprochaban los ruidos que salían de sus respectivas viviendas. Ella, en el piso de arriba, con la música. Él, en la planta baja, con los videojuegos, una afición a la que Alberto dedicaba la mayor parte de su tiempo.

El día del suceso, Saray le había vuelto a recriminar a Alberto las molestias que le causaban los gritos durante esas largas sesiones a la consola y el ordenador justo en el momento en que él perdía una partida de videojuegos. Furioso, subió las escaleras para acabar con ella.

Categoría: Mundo | Claves: España