La MUD deberá “estar alerta” ante los intentos del oficialismo por “azuzar las diferencias”

Analistas coinciden en el segundo reto que tendrá la MUD como unidad: elegir a la nueva directiva de la AN.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – ¿Divisiones dentro de la oposición? “Sería una tragedia nacional”, ha dicho Julio Borges, coordinador nacional del partido Primero Justicia.

Luego de alzarse con la mayoría en el Parlamento, la oposición venezolana tiene la tarea titánica de mantener su unidad y desmarcarse de los intereses personales para capitalizar el descontento de aquellos que castigaron al gobernante partido en el poder, Psuv, con su voto en contra.

Ya lo ha dicho el escritor peruano Mario Vargas Llosa, una oposición dividida en Venezuela sería “un verdadero regalo de los dioses” para el Gobierno de Nicolás Maduro, cuya estimación va en franca bajada. Según cifras de Datanálisis del pasado mes, la popularidad de Maduro cayó a un mínimo de 22%, en momentos en que su gobierno enfrenta una recesión, una alta inflación y bajos precios del petróleo.

“La unidad no es un fetiche ni una consigna electoral, es una necesidad existencial”, ha manifestado Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática. Sin embargo, siempre existe el riesgo de que esa unidad se vea amenazada -como ya ha sucedido- por la diversidad que representa en sí misma la MUD, conformada por un gran número de partidos.

¿Síntomas preocupantes? El reto de unidad de la MUD se pone a prueba

De acuerdo con el secretario general nacional de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, la Mesa trazó una política sensata que condujo al triunfo, pero ¿podrá mantenerla?.

Al respecto, Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, ha planteado en un artículo titulado ¿Cómo ponerse de acuerdo sobre la directiva de la Asamblea Nacional? que, si bien la oposición fue capaz de acordar la participación unida para las parlamentarias y logró presentar una lista unitaria de candidatos y una tarjeta común, es obvio que -superada la primera prueba- ahora las fuerzas política consideren que corresponde fortalecerse individualmente.

Sin embargo, el analista sesga que los acuerdos de “unos contra otros” hacia el interior de la oposición acrecentarían la desconfianza entre las partes y podrían ser la antesala a una guerra de poderes que los fraccione e impida garantizar la “paradójicamente frágil” mayoría calificada de 112 diputados, que -sentencia- “requiere 100% de acuerdo para poder materializarse”.

Ya hemos visto a diputados como Tomás Guanipa -quien habló de pluraridad este martes y dijo a los venezolanos que pueden tener la tranquilidad que las 2/3 partes que logró la oposición están unidas y blindadas frente a lo que viene- cargar contra la inhabilitada María Corina Machado, líder del ala radical opositora, por su apoyo a candidatos independientes, aun cuando a estas alturas del partido los reproches no sirvan de nada.

Sobre este específico, el periodista y articulista de El Nacional, Armando Durán, señala que “no vale la pena” caer en comentarios “imprudentes” que, finalmente, no tienen peso político: “El peso político lo dieron los siete millones 700 mil venezolanos que votaron por la oposición”.

UN SEGUNDO “EXAMEN” DE UNIDAD

Ya la MUD superó un primer “examen” de unidad con las parlamentarias, y superará o reprobará una segunda prueba el próximo año cuando tenga que ponerse nuevamente de acuerdo, ahora para escoger a la directiva del Parlamento, para la que ya se plantean nombres y fuerzas políticas. Las más sonantes: Primero Justicia y Acción Democrática, representadas por Julio Borges y Henry Ramos Allup, respectivamente.

Y… ¿Qué hacer? Según Luis Vicente León, sería sólo un tema de tiempo para garantizar la inclusión en la AN, a través de un acuerdo sobre las reglas a seguir, dando un ejemplo al país de que sí se puede rescatar la democracia plena, a pesar de las naturales diferencias que, “lejos de querer eliminar”, deben respetarse “pero también normar”.

En este sentido, el sociólogo, escritor y político, Luis Enrique Alcalá, sugiere que seguramente se suscitarán tensiones por el nombramiento de la directiva y las presidencias de comisiones de la Asamblea Nacional, pero aclara que la oposición está consciente “de que su enorme logro del 6 de diciembre se debe, primero, al repudio generalizado del gobierno y, segundo, a la unidad”.

A su juicio, no es probable una ruptura en el seno de la MUD, “al menos a corto plazo”.

En esto coincide Armando Durán, para quien una ruptura sería un “suicidio inaceptable, inadmisible y criminal”.

Para el periodista, la elección de la directiva es un asunto netamente de consensos y no de mayoría partidista. A su entender, el tema de la mayoría es un argumento inválido, pues los venezolanos votaron por la tarjeta única -en muchos casos obviando nombres- para sacar al Psuv de la AN.

De acuerdo con Durán, hay otros “peligros” qué atender -a juzgar por la “actitud del régimen de no aceptar su derrota”- directamente asociados a la toma de decisiones desde el Parlamento.

A esto agrega Alcalá que “es de esperar, naturalmente, que el oficialismo procurará azuzar las diferencias entre los opositores”, y contra esto -avisa- la MUD, “hasta ahora serena y sabia en general”, deberá “estar alerta”.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.