La OEA se reúne con Venezuela como telón de fondo

Alto funcionario de la OEA espera "el número mágico de 18" para activar la Carta Democrática

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Miami, EE UU. AFP) – La Asamblea General de la OEA se reúne del lunes al miércoles en Santo Domingo con el espinoso tema de Venezuela como telón de fondo y las dificultades financieras de la CIDH en su lista de prioridades.

La crisis venezolana no figura en la agenda oficial, pero será un tema ineludible en las discusiones de corredor de la 46ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos.

Pero el secretario general Luis Almagro aseguró este domingo que no impondrá el tema de Venezuela.

“Seré muy respetuoso de las formas y de la agenda de la asamblea y por tanto no incurriré en abordar ese tema en un contexto en el cual no ha sido planeado ni programado”, dijo Almagro en conferencia de prensa en Santo Domingo junto al canciller anfitrión, Andrés Navarro.

El excanciller uruguayo ha sido muy crítico del gobierno venezolano, y la semana pasada invocó la Carta Democrática Interamericana junto a la publicación de un demoledor informe sobre la crisis política, económica y social venezolana.

Pero Almagro recordó que el 23 de junio se reunirá el Consejo Permanente de la OEA para discutir este asunto.

Insistió que la Asamblea General de la semana próxima se ceñirá en cambio a su agenda, a saber: “El fortalecimiento institucional para el desarrollo sostenible”.

No obstante, un alto funcionario diplomático dijo a la AFP que Venezuela dominará las discusiones de pasillo porque las partes buscarán afanosamente alcanzar “el número mágico de 18”, que son los votos necesarios para que -en la reunión del 23 de junio- el Consejo active las gestiones diplomáticas que prevé la Carta.

La cita de los cancilleres del continente “ciertamente incluirá la situación en Venezuela”, dijo en Washington Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado.

Entre los 27 ministros de Exteriores que asisten a la asamblea de 34 países miembros figuran John Kerry de Estados Unidos, Susana Malcorra de Argentina, David Choquehuanca de Bolivia, Heraldo Muñoz de Chile, Claudia Ruiz Massieu de México, María Ángela Holguín de Colombia y Delcy Rodríguez de Venezuela.

Rodríguez en particular prometió el miércoles que Venezuela y el resto de los países del ALBA irían a la OEA “como países unidos, preservando nuestros modelos de autonomía política, económica y de soberanía financiera”.

Según Marcelo Rech, analista del Instituto de Relaciones Internacionales InfoRel, “están dadas las condiciones para que en Santo Domingo se adopten decisiones importantes, objetivas, concretas sobre Venezuela”.

El diplomático que pidió el anonimato explicó a la AFP que la única manera en que Venezuela sea mencionada oficialmente en el documento final es forzando un inciso sobre la protección de los derechos humanos.

Venezuela, cuya única alegría en los últimos meses ha sido la victoria 1-0 ante Uruguay en la Copa América, se enfrenta a la escasez de la mayoría de los productos básicos, una inflación de 180,9% en 2015 y una de las tasas de crimen más altas del mundo.

CRISIS DE PRESUPUESTO

También durante la asamblea, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pedirá a los estados miembros de la OEA “redoblar los esfuerzos a fin de superar (su) crisis financiera”, según un comunicado enviado el sábado.

La CIDH se ha visto forzada a suspender sus misiones en la región y, probablemente, no podrá renovar los contratos de 40% de su personal en Washington por falta de recursos.

En 2015, la CIDH manejó un presupuesto de 9 millones de dólares, cinco de los cuales provinieron de la OEA (6% de su presupuesto) y los cuatro millones restantes de contribuciones de países y organismos.

Almagro añadió en la rueda de prensa el domingo que se discutirán asuntos hídricos, energéticos y de ciudades eficientes, en relación con el medio ambiente.

Aseguró que se abordará también la protección de los derechos humanos de los trabajadores inmigrantes, los pueblos indígenas y afrodescendientes y la comunidad LGBT.

Las variables de derechos humanos han estado presentes (en la agenda de la OEA) y salen fortalecidas a través de lo que pensamos que van a ser los trabajos de esta Asamblea General”, dijo el secretario.