“La paciencia de los colombianos se agota”, advierte De la Calle a las Farc

"Es posible que un día de estos las Farc no nos encuentren en la mesa de La Habana. El proceso está llegando a su fin, por bien o por mal".

“La paciencia de los colombianos se agota”, advierte De la Calle a las FarcDe la Calle, quien se encuentra en la Habana, donde se prolonga el 38º ciclo de las negociaciones, planteó también la posibilidad de un cese bilateral al fuego antes de que se firmase el acuerdo de paz. Crédito: Yamil Lage/AFP.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). Ante la última oleada de ataques de las Farc desde al cese el fuego unilateral a finales de mayo, y en vista del derrumbe del respaldo de la opinión pública, Humberto De la Calle, jefe negociador del gobierno de Colombia, admite: “El proceso de paz está en su peor momento”.

“Es posible que un día de estos las Farc no nos encuentren en la mesa de La Habana. El proceso está llegando a su fin, por bien o por mal. Sea porque logremos un acuerdo, ya que estamos trabajando en la recta final de los temas de fondo. O por mal, si, como está ocurriendo, la paciencia de los colombianos se agota”, afirmó.

De acuerdo con El País, sobre la última oleada de ataques perpetrados por las Farc, De la Calle cree que la guerrilla se equivoca “contra toda lógica y evidencia”: “El problema de las Farc no es con el Ejército, ni con los derechistas, ni con lo que ellos llaman ‘la oligarquía’, es con la gente, porque es a la gente a quien están afectando”.

ESTANCAMIENTO

Cuando quedan menos de dos meses para que se cumplan tres años del inicio de las negociaciones con las Farc, el Gobierno y la guerrilla solo han llegado a acuerdos parciales en tres de los cinco puntos de la agenda y se encuentran varados desde hace meses en lo que respecta a la reparación de daños a las víctimas y la justica.

En este sentido, De la Calle destacó la creación de la Comisión de la Verdad, que empezaría a funcionar una vez se firme un hipotético acuerdo final, en el que no descarta la participación del Papa. Además, el jefe negociador no desecha la posibilidad de evitar que los guerrilleros sean extraditados a Estados Unidos si un juez lo pidiese por delitos de narcotráfico.

De la Calle, quien se encuentra en la Habana, donde se prolonga el 38º ciclo de las negociaciones, planteó también la posibilidad de un cese bilateral al fuego antes de que se firmase el acuerdo de paz. “Estamos dispuestos a aceptarlo en la medida en que sea serio, bilateral, definitivo y verificable, siempre y cuando tengamos la garantía de que ellos asumen su responsabilidad en material judicial y verificación nacional e internacional”, dijo.

Hace una semana el expresidente y senador Álvaro Uribe, planteó la creación de unas zonas de concentración para recluir a los guerrilleros sin que entreguen las armas. En este sentido, el jefe negociador del gobierno de Colombia señaló: “Me parece sumamente constructiva. Y creo que el expresidente Uribe tiene razón”.