“No sabíamos nada de lo que pasaba”, confiesa la secretaria de Goebbels

De lo que sí tenía conocimiento era de la existencia de los campos de concentración, aunque no disponía de toda la información al respecto. "No se quería que la gente fuese a la cárcel de forma inmediata, iban a los campos de concentración para ser reeducados y nadie se podía imaginar algo así", aseguró la anciana.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Tráiler del documental. Video: BLACKBOX FILM / YouTube

(Múnich, Alemania. dpa) – En el año 1942 Brunhilde Pomsel gozaba de una buena posición social al contar con un trabajo bien remunerado y considerado: era la secretaria del ministro de Propaganda del Tercer Reich, Joseph Goebbels. Ahora, a sus 105 años, la anciana cuenta su historia en el documental “Una vida alemana”, que se acaba de presentar en el Festival de Cine de Múnich.

“No sabíamos nada de lo que pasaba, todo se ocultaba y eso funcionó“, asegura la mujer, quien insiste en que desconocía la humillación el sufrimiento al que fueron sometidos los judíos, entre ellos, su amiga Eva Löwenthal.

De hecho, señala que tampoco se enteró de lo que sucedió durante la “Noche de los Cristales Rotos” del año 1938, cuando los nazis iniciaron una oleada actos violentos contra establecimientos de propiedad judía.

“Le juro que no sabíamos nada de eso”, insistió durante una entrevista con dpa.

De lo que sí tenía conocimiento era de la existencia de los campos de concentración, aunque no disponía de toda la información al respecto. “No se quería que la gente fuese a la cárcel de forma inmediata, iban a los campos de concentración para ser reeducados y nadie se podía imaginar algo así“, aseguró la anciana.

Pomsel es una de los últimos testigos directos del capítulo más oscuro de la historia de Alemania aunque asegura que no fue consciente de la magnitud del horror nacionalsocialista hasta que concluyó la Segunda Guerra Mundial.

Criada de acuerdo a los preceptos del deber prusiano, la mujer trabajó como secretaria en un primer momento para un abogado judío, posteriormente en una emisora de radio y desde 1942 en el ministerio de Propaganda.

Durante los años que pasó a las órdenes del ministro nazi, tuvo oportunidad de observar de cerca al círculo de poder que rodeaba al “Führer”. A Goebbels lo describió como agradable, pero también como un hombre arrogante.

“HICE NADA MÁS QUE MECANOGRAFIAR”

En las casi dos horas que dura el documental, la anciana reconoce sentir pesar por todo el horror causado por el régimen nazi. “Cuando uno ha vivido una época (…) y al final sólo ha pensado en sí mismo, uno tiene un poco de mala conciencia“, asegura.

No obstante, aclara que no se siente culpable ni corresponsable de los millones de muertes que causó el régimen nazi y, en este sentido, considera injusto haber tenido que pasar cinco años en una cárcel rusa, una vez terminada la Segunda Guerra Mundial.

“Yo no hice nada más que mecanografiar lo que me decía el señor Goebbels, yo no sabía nada de todo lo que había detrás“, razonó la mujer, quien cree que la película debería ser visionada, sobre todo, por el público joven.

“Una vida alemana” es un documental realizado por la productora austríaca Blackbox y realizada por cuatro directores que entrevistaron a Brunhilde Pomsel durante dos semanas.

La cinta, que entremezcla el testimonio de la anciana con secuencias históricas y cortes de voz del ministro de Propaganda nazi, será presentada en el festival de Jerusalén que se celebra entre el 7 y el 17 de julio, y en el de San Francisco, entre el 21 de julio y el 7 de agosto.

En Alemania, a pesar de ser proyectada en el Festival de Cine de Múnich, todavía no hay fecha prevista para su estreno en salas comerciales.