AFP: Venezuela en un juego político trancado

Maduro dijo que evaluará una propuesta de acortar el periodo del actual Parlamento.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP) – A mitad del mandato de Nicolás Maduro y tras cien días de gestión de un Parlamento antichavista, la oposición va ahora tras la salida del mandatario, pero el gobierno promete seguir cerrándole todos los caminos: Venezuela está en un juego político trancado.

El cumplimiento el martes del tercer año de gobierno de Maduro es más que el recordatorio de una fecha. Legalmente, al llegar al medio periodo, el presidente puede ser sometido a referendo revocatorio, lo que quiere la oposición.

Justo el martes la oposición hará una concentración para exigir al Consejo Nacional Electoral (CNE) que active el proceso. Mientras, sus diputados aprobarán esta semana una ley que agilizaría el referendo y presentarán una enmienda constitucional para acortar el mandato presidencial, actualmente de seis años.

Pero analistas advierten que todo está por verse. Cinco leyes aprobadas y ninguna aplicada; y varias decisiones tomadas y luego anuladas dejan tres meses de legislatura de una Asamblea Nacional que ha chocado contra el muro del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“La oligarquía está desesperada”, aseguró el fin de semana Maduro. “El gobierno es el que está arrinconado”, respondió el jefe de la bancada de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Julio Borges.

Al laberinto político se suma el económico. Las angustias cotidianas aumentan en el país petrolero, que tiene la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015) y una escasez de alimentos que provoca largas filas en los supermercados. Ahora también pasa por una severa crisis de energía y agua.

“No ha sido fácil, han sido tres años de candela; pero les prometo que estos tres años que vienen serán de crecimiento y construcción del socialismo”, afirmó el mandatario, de 53 años.
Maduro atribuye a la debacle de los precios del petróleo y a una “guerra económica de la derecha” las dificultades que ha tenido desde que asumió el 19 de abril de 2013 en relevo del líder Hugo Chávez, fallecido un mes antes.

¡QUE PREPARE MALETAS!

Calificado por la oposición de “bufete jurídico” del gobierno, el TSJ declaró “inconstitucional” la ley emblemática de la MUD, la amnistía para opositores presos; y una reforma con que intentaba recuperar el control del Banco Central.

La corte también avaló un decreto de emergencia económica de Maduro, pese a que el Parlamento lo rechazó, y eliminó las facultades de control del Legislativo sobre los poderes Judicial, Electoral y Ciudadano.

Esa decisión hace prever que tampoco tendrá efecto la ley que busca agilizar el referendo ni una reforma al TSJ con la que la oposición pretende aumentar los jueces de la poderosa Sala Constitucional para asegurarse una mayoría.

Tras tomar posesión de la Asamblea el 5 de enero, poniendo fin a 17 años de hegemonía chavista, la oposición debió reducir a 109 sus curules por orden del TSJ que acogió una impugnación contra tres diputados opositores, con lo que perdió la mayoría calificada que le daba súperpoderes.

La solución no puede ser jurídica ni constitucional, porque el gobierno se ha apoderado del terreno de la institucionalidad”, comentó a la AFP el constitucionalista Juan Manuel Raffalli, quien vislumbra una “respuesta político-electoral”.

El constitucionalista José Ignacio Hernández considera que la Asamblea está “por agotar sus últimos cartuchos”. Sea la ley del revocatorio o la enmienda -que también debe someterse a referendo- “van a ser anulados por la Sala Constitucional”, dijo.

“Nosotros tenemos que seguir en esto (…) No podemos hacer dejación de nuestros deberes. El único espacio de institucionalidad que nos queda es la Asamblea”, afirmó el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup.

Hace una semana, Maduro dijo que evaluará una propuesta de acortar el periodo del actual Parlamento si éste insiste en la enmienda para abreviar su gobierno. “La Asamblea Nacional que prepare maletas porque le llegará su hora”, sentenció el viernes.

¿UN GLOBO POR ESTALLAR?

Ni el llamado al diálogo de hace un par de semanas del papa Francisco ha logrado acercar mínimamente a los dos bandos, que polarizan a los 30 millones de venezolanos.

“Es un juego totalmente trancado. Las consecuencias se podrían ver pronto. Usted no puede llenar y llenar un globo de aire sin que estalle”, ilustró Raúl Arrieta, exdiplomático y profesor de derecho de la Universidad Central de Venezuela.

Arrieta estimó que “extender el problema ad infinítum” es un “suicidio político para el gobierno”, por lo que debería buscar “un entendimiento”.

Para Hernández, Venezuela se aproxima a un “punto de quiebre” en el que la oposición y el gobierno deberán escoger entre el diálogo o un “escenario de conflicto social”.

Hernández recordó que la crisis económica y social sigue aumentando, y si todas las vías institucionales continúan cerradas Venezuela entrará en una “calle ciega”.