eltelegrafo

La tolerancia con el pensamiento ajeno es para las 2 partes

Parecería una moda eso de estar en contra del ‘pensamiento oficial’.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Telégrafo)- Hay una inusitada campaña sobre la tolerancia, desde un solo lado de los actores políticos, académicos y de los medios de prensa: “Hay que respetar el pensamiento ajeno”. Pero navega la duda: ¿quién respeta al ‘otro’ pensamiento? ¿La existencia de unos políticos, legisladores, ministros, editorialistas o generadores de opinión con un criterio sobre la realidad les anula en su pensamiento y por ello están obligados a sumarse a la corriente de la oposición y ahí sí en una ‘armonía democrática’? Incluso, parecería una moda eso de estar en contra del ‘pensamiento oficial’.

Y por lo mismo si alguien lo defiende, recibe una andanada de insultos y agravios. El contenido del debate político ha propuesto el Gobierno y su presidente desde el año 2006 y ha desatado un sinnúmero de discusiones en favor y en contra, pero no se lo puede soslayar porque sea desde ‘el poder’.

Igual habrá que considerar hasta dónde el Gobierno genera esos mecanismos de reflexión para discutir con los ‘pensamientos ajenos’ y construir colectivamente un sentido de la política, sin estar sometido a los intereses económicos privados y comerciales.

Categoría: Opinión