La tragedia de una familia por una pistola

El lunes se cumple un mes del asesinato de Endry , todavía no hay pistas sobre los homicidas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Rosa Palma

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)Endry José Duerto Maita, de 42 años, fue asesinado en frente de su familia el pasado 7 de agosto cuando llegaba a su casa en la urbanización la Paragua, de Ciudad Bolívar. Su esposa impactada por el hecho relató que ambos habían planificado viajar a la Ciudad de Guayana para disfrutar de las vacaciones con sus hijos.

Todo transcurría con total normalidad, era un día para estar en familia, salir con los niños, quizás ir a comer un helado o simplemente ver una película en el cine. “A donde fuese con tal de disfrutar en familia”. Este era el plan de Maita, Rosa Palma y de sus dos hijos. “Pero a veces algunos planes no salen como estaban previstos”.

Palma ahogada en llanto comentó que se habían conocido hace 22 años en el barrio Negro Primero. Endry era policía estatal y desde hace una década había dejado el patrullaje para dedicarse a ser escolta,

La esposa de Maita sabe que a pesar de tanta tristeza no puede decaer, tanto por ella como por sus hijos. Recordó que “Endry se estacionaba de retroceso y bajaba a la niña, Rosa cargaba al niño y luego subían juntos al apartamento”. Trataban de hacerlo lo más rápido que pudieran ya que “de algunos años para acá, los atracos son normales en los bloques de la Paragua”.

La noche del asesinato, la rutina no fue la misma ya que tuvieron que desviarse para acompañar a una tía de Endry al terminal de pasajeros de Ciudad Bolívar, de donde regresaron a las 10:15 de la noche, según reseñó el diario Correo del Caroní .

En el momento del suceso, los hijos de Maita estaban allí, uno de los niños pudo ver cuando los dos hombres bajaron de un carro y comenzaron a disparar una y otra vez. Ambos observaron a su padre caer al asfalto con un disparo en la cabeza, quien antes de morir le apretó la mano a uno de los infantes.

“Cuando estábamos llegando me dijo que habían cortado el monte de la esquina y que estaba bien porque allí fácilmente se esconde alguien. Pero los malandros andaban en un carro. Él no los vio, nunca dijeron:’dame el carro’. Llegaron disparando y le quitaron el arma”, añadió Rosa.

Durante el asesinato de Endry, Rosa estaba en el carro con otro de sus hijos. La madre de los niños pudo ver a uno de los delincuentes con dos pistolas en las manos: la del asesino y la de su esposo.”

“¿Cómo matan a una persona y no les importa que haya visto su familia? Si llegan y dicen que es un atraco le damos todo, pero querían era la pistola. Una pistola fue el precio de la vida de mi esposo”. Comentó, Rosa.

Endry fue trasladado a la medicatura forense de Ciudad Guayana, donde le fue realizada la autopsia.

Desde el día en que ocurrió todo, la familia solo ha ido una vez al apartamento. “Ya cuando llega la noche se ponen nerviosos. El niño se despierta llorando en las noches. Cada día es peor. Es un pecado tener carro, tener teléfono, es un pecado todo”.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos