La trifulca entre los fanáticos rusos y los ingleses

Ambas aficiones han protagonizado el primer episodio de violencia de la Eurocopa, al participar en los disturbios que durante tres días se han producido en el Puerto Viejo de Marsella, que se ha saldado con una decena de detenidos y heridos, uno de ellos, un hincha británico, en estado crítico tras sufrir una parada cardiorrespiratoria tras ser apaleado por radicales rusos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Reuters

(Marsella, Francia. EFE).- Un aficionado inglés de unos 50 años de edad se encuentra entre la vida y la muerte en un hospital de Marsella tras haber recibido una paliza de hinchas rusos, en los prolegómenos del duelo entre Inglaterra y Rusia de la Eurocopa, informó el prefecto de policía, Laurent Núñez.

El hombre, que había sufrido un paro cardíaco y fue reanimado por un policía, fue trasladado de urgencia a un centro hospitalario de la ciudad y, según los facultativos, su vida corre peligro.

La televisión “BFMTV” indicó que se encuentra en situación de parada cardio-respiratoria.

La paliza tuvo lugar cerca del Puerto Viejo de Marsella, en el centro de la ciudad, en unos enfrentamientos entre aficionados horas antes del inicio del partido que tiene como escenario el estadio Velódromo.

Según las autoridades, el hombre recibió varios golpes con una barra metálica, algunos de ellos en la cabeza, por lo que debió ser reanimado en un primer momento por un agente que se encontraba en el lugar.

Según datos del Ayuntamiento de Marsella, en total tres aficionados ingleses están internados en hospitales con heridas graves, mientras que dos decenas han tenido que ser intervenidos.

El prefecto de policía de Marsella, Laurent Núñez, relató a la emisora “France Info” que los enfrentamientos comenzaron a primera hora de la tarde en una zona de mucha concentración de bares situada junto al Puerto Viejo de la ciudad.

Unidades de policías antidisturbios desplegadas en la zona intervinieron para dispersarlos, para lo cual hicieron uso de gases lacrimógenos y de un cañón de lanzamiento de agua.

Durante horas, el centro de la ciudad se convirtió en el escenario de una batalla campal.

“Las cosas degeneraron durante una hora y media” en que los agentes “se vieron confrontados a individuos violentos (…) y en algunos casos alcoholizados”, indicó Nuñez.

A medida que se calmó la situación en el centro por la intervención de las fuerzas del orden, se registraron algunos actos violentos aislados en las proximidades del estadio Velódromo.

Sin embargo, minutos más tarde los miembros de la seguridad del estadio se vieron obligados a desalojar un fondo al producirse nuevas peleas entre aficionados ingleses y rusos, en los minutos finales del partido que enfrentó a ambas selecciones y que concluyó con empate a un gol.

En el fondo, tras la portería que en ese momento defendía el arquero inglés Joe Hart, se ubicaron la mayoría de los aficionados rusos, pero también una parte de británicos. El gol de Vassily Berezutski, en el penúltimo minuto de la prolongación, provocó que comenzasen nuevos disturbios en el campo.

Previamente, desde la zona ocupada por los aficionados rusos se lanzaron bengalas, un cohete que fue hacia la grada inglesa y se detonó un potente petardo.

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters




Categoría: Mundo | Claves: Eurocopa Francia 2016