El fenómeno de la “tuit-política” en Venezuela

El triunfo de la Vinotinto el domingo desató otro capítulo de la "tuit-política" en Venezuela

Publicada por: el RonGonzalezc@gmail.com @RonCcs

Créditos: Dado Ruvic / Reuters

(Caracas, Venezuela) – Según la empresa de medición y análisis del ámbito digital ComScore, Venezuela es la tercera nación del mundo en penetración de Twitter. La cifra alcanza el 21,1% de la población, y el país está solo por detrás de Holanda (22,3%) y Brasil (21,8%). Aunque el estudio data de 2010, ilustra muy bien el trajinar de los venezolanos por la comarca de las redes sociales, donde Twitter es el rey absoluto.

En la red del pajarito los venezolanos drenan, son felices, se quejan… en fin, viven. La tendencia no pasó inadvertida para los políticos, que han creado un fenómeno que bien podría llamarse “tuit-política”, y que no es otro que hacer política a través de la red social.

Créditos: ComScore

El primero en aprovechar la situación con apabullante éxito fue Hugo Chávez. El mediático Presidente, que pasaba horas en TV todos los días hablando sobre diversos tópicos, usó Twitter para informar de su gestión de gobierno, acusar de planes conspirativos a los opositores, hacer campaña electoral y hasta felicitar a los deportistas del país después de importantes logros. Tras su fallecimiento su cuenta está inactiva, pero prácticamente quedó un tuit en la cuenta @Chavezcandanga para cualquier tema. El domingo, con ocasión de la victoria de la Vinotinto ante Colombia en la Copa América, los seguidores del chavismo recordaron un viejo trino del “arañero” de Sabaneta en el cual congratuló a Salomón Rondón y a la selección de fútbol entera en una oportunidad pasada. Quedó perfecto.

Precisamente el choque que ganó la Vinotinto el domingo en la Copa América abrió un nuevo capítulo en el libro de la “tuit-política” venezolana. Todo ocurrió después de un trino del expresidente mexicano Felipe Calderón, que lamentó el presunto “juego sucio” del once de Sanvicente.

“¡Qué pena, qué juego tan sucio del equipo de Venezuela! Parece que los entrenó Maduro”, escribió Calderón desatando la ira de los fanáticos vinotintos. A la diatriba también entraron, como no, los políticos. El líder opositor Henrique Capriles le respondió a Calderón, aunque consideró el trino del mexicano como un “chiste pesado” y destacó el “orgullo” de los venezolanos por su selección de fútbol.

Por el chavismo, tan dados a las redes, entraron todos a casi todos al trapo. El más duro en su respuesta fue el gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami, quien tachó de “sucio” -varias veces- a Calderón. Este mensaje fue retuiteado -lo que significa en Twitter que una idea o te gusta mucho, y quieres que llegue a la mayor cantidad de usuarios posibles, o que la rubricas- por el presidente venezolano Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, un país que está sumido en una profunda crisis económica y desabastecimiento hasta de leche y fórmula para bebés, debatió el tema y emitió un comunicado para rechazar los “ofensivos e indignos” dichos de Calderón.

“De ese México profundo también sale un balón de inmundicia en boca de ese expresidente, miembro del Club de Madrid, orientada por un profundo odio hacia la Revolución Bolivariana, como lo han hecho sus colegas Vicente Fox y Álvaro Uribe, quienes viven lanzando su miseria contra la memoria de (Hugo) Chávez y ahora contra el presidente de nuestro país (Nicolás Maduro), por lo que luego de llamarlos sucios -en realidad llamó sucio el juego que hacía la selección, no a los jugadores- Calderón agregó que parecían entrenados por Nicolás Maduro para ofender”, dijo el parlamentario chavista Earle Herrera al presentar el proyecto de acuerdo, que finalmente fue aprobado por unanimidad.

LA GUERRA MEMÉTICA

Hace más de un mes, a principios de mayo, el psiquiatra Ángel Riera usó el término “guerra memética” para referirse a un presunto conflicto de “sexta generación” que se estaría fraguando contra el gobierno de Nicolás Maduro. No acusó a nadie, pero se infiere que los responsables son opositores y de “extrema derecha”, sospechosos habituales cuando se investiga cualquier problema en el país.

“¿Qué ocurre con la guerra memética ahora de sexta generación contra la revolución? Se trata de que se quede encuadrado, previo estudio de las susceptibilidades emocionales, psicológicas, como ira, depresión, de tratar de deformar o reforzar el deforme de la realidad (…) de hacerlo viral (…). Si nosotros nos sentamos a analizar la situación ¿Por qué se pone más atención a los memes alusivos a la revolución venezolana? Porque simplemente las grandes corporaciones se han encargado pues de hacer una campaña de descrédito internacional contra la revolución”, dijo Riera en una entrevista para el canal del Estado VTV.

Las burlas no se hicieron esperar en las redes después de las palabras de Riera, pero esté o no en lo correcto, algo debe saber: se graduó de psiquiatra en 2005 en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y recientemente finalizó especializaciones en comunicación política y opinión pública en la Universidad Simón Bolívar (USB). En 2012 fue coordinador Nacional de Salud Mental y director general del Hospital Psiquiátrico de Caracas, más conocido como El Manicomio.

Teniendo en cuenta esto, guerra memética habría sido lo que realizó el opositor Henrique Capriles con una imagen de la rectora principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena. El contexto fue, de nuevo, el encuentro que ganó Venezuela a Colombia el domingo. En la imagen que posteó el Gobernador del estado Miranda aparece una foto de Lucena y la frase “ganó Colombia”, lo que motivó otra vez la ira del chavismo.

A esta imagen la AN respondió nuevamente con un acuerdo de rechazo, esta vez presentado por la segunda vicepresidenta del Parlamento, la chavista Tania Díaz, quien resaltó la presunta “conducta misógina” y el también supuesto “espíritu antipatriótico” de Capriles.

TODOS A TWITTER

Son comunes y conocidos los llamados del chavismo a la “tropa” para que posicione etiquetas que son promocionadas desde los diversos programas del canal del Estado y las cuentas de personeros del gobierno. El propio presidente Maduro ha tomado parte de estas campañas, que si bien no resuelven ningún problema, buscan movilizar a la opinión pública sobre algún tema en particular.

La última gran iniciativa fue y sigue siendo la campaña #Obamaderogaeldecretoya, que incluyó además firmas físicas que serían enviadas a la Casa Blanca. El gobierno señaló haber recogido más de 10 millones de rúbricas, pero el decreto no ha sido derogado aún.

TWITTER, LA CAJA DE RESONANCIA PARA LAS QUEJAS
Twitter se ha convertido en un “megáfono para el desahogo” y un “refuerzo” para el ego, según señala un trabajo de la agencia de noticias EFE que cita a varios expertos. No obstante, explican que la red social es especialmente usada como una “caja de resonancia” para las quejas, y de esto los venezolanos tienen mucho. Al respecto, el psicólogo experimental Fabrizio Ferri, experto en nuevas tecnologías, dijo: “La queja, entendida como manifestación de insatisfacción, siempre ha existido. (…) Pero ahora lo que hay es una barrera mucho más baja para que esa queja llegue a los demás. La tecnología lo pone muy, muy fácil”