Padrino López “consolida el poder militar de Venezuela”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El Ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, habría aprovechado el poder que le otorgó el presidente Nicolás Maduro para colocar los militares que lo respaldan en puestos clave de mando y de esta manera consolidar su control absoluto sobre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

Así lo asegura el periodista Antonio María Delgado en un artículo publicado por El Nuevo Herald, quien añade que Padrino se convirtió en un copresidente de Venezuela, algo que está dispuesto a ceder Maduro con tal de permanecer en el poder.

Sin embargo, también advierten que pese a todos los cambios que ha realizado el General en Jefe la situación continúa siendo impredecible por el incremento del descontento en los soldados y oficiales de menor rango por la profundización de la crisis económica.

El general venezolano Antonio Rivero expresó, en una entrevista para el portal, que Padrino “busca ejercer un mayor control porque él tiene la responsabilidad de lo que puede pasar en Venezuela” y que en ese momento es necesario garantizar el control en vista del creciente descontento que ha sido detectado en los cuarteles.

A continuación puede leer el artículo íntegro:

Padrino López consolida el poder militar de Venezuela

Antonio María Delgado

El General en Jefe Vladimir Padrino López, convertido en un virtual copresidente por el gobernante Nicolás Maduro, está consolidando su control sobre las fuerzas armadas venezolanas y en la última oleada de ascensos de oficiales reemplazó las fichas de sus rivales por las suyas en los puestos clave de mando.

La movida luce como una fuerte apuesta por el ministro de Defensa-jefe de Gabinete hecha por Maduro, asediado por los temores de que el país sucumba bajo un período de mayor agitación social en los próximos seis meses.

Observadores dijeron que Padrino López parece ser el oficial que le brinda al régimen las mayores garantías de lealtad por parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), pero advirtieron que la situación dentro del estamento militar sigue siendo volátil y de difícil pronóstico, en momentos en que soldados y oficiales de menor graduación muestran el mismo grado de descontento por la crisis económica que el resto de la población.

“Padrino busca ejercer un mayor control porque él tiene la responsabilidad de lo que puede pasar en Venezuela”, dijo desde Miami el general venezolano Antonio Rivero, quien se vio obligado a salir al exilio tras denunciar al régimen por la injerencia del gobierno cubano en de los asuntos internos del país.

“En este momento, Padrino manda sobre la definición de estos cargos dentro de la Fuerza Armada, y necesita gente afín a él”, agregó.

Ese control es necesario ante el creciente descontento detectado en los cuarteles, en vista de que la crisis golpea a los cuadros medios con la misma intensidad que a la clase media venezolana.

Los oficiales están ganando casi nada, como consecuencia por el proceso hiperinflacionario por el que atraviesa la economía venezolana, explicó desde Miami el teniente de la Guarida Nacional José Colina.

Los salarios de los oficiales varían desde $60 al mes para coroneles, al tipo de cambio paralelo, a $28 al mes que recibe un subteniente, explicó Colina.

Pero el caso de la tropa es mucho peor.

La escasez de alimentos por la que atraviesa el país está llevando a que muchos soldados no coman tres veces al día, sostuvo Rivero.

“Ellos saben que el respaldo militar pende de un hilo, y en los informes de inteligencia, se señala textualmente que es un hilo de telaraña. En los cuarteles la tropa se encuentra desafecta al régimen, producto de la falta de alimentación que existe, en base a la inseguridad que existe y producto de la mala salud que existe por la falta de medicina. Es decir, la crisis cubrió la fuerza armada”, manifestó Rivero.

Los últimos cambios realizados en los ascensos incrementan el poder de Padrino López, quien con el correr de los últimos meses se ha vuelto indispensable para un Maduro cada vez más acorralado y altamente impopular.

Rivero dijo que el General en Jefe –máximo grado en Venezuela, que equivale al de un general de cuatro estrellas en Estados Unidos– tiene mucho más poder e influencia que los ministros de Defensa anteriores, incluyendo dentro de la Guardia Nacional, donde previamente enfrentaba alguna resistencia.

De hecho, la búsqueda de un mayor control en la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) implicó la destitución de su comandante, el general Néstor Reverol, quien sostenía un enfrentamiento tras bastidores con Padrino López, y quien estaba siendo promovido por influyentes sectores del chavismo como su lógico reemplazo a la cabeza del ministerio de Defensa.

Reverol, quien tiene cargos por tráfico de drogas en Estados Unidos bajo sospecha de ser una pieza clave dentro del denominado Cartel de los Soles, venía desconociendo la autoridad de Padrino López, dijeron en junio a el Nuevo Herald, fuentes familiarizadas con la situación.

“Hace dos semanas Padrino le mandó un radiograma a Reverol, y éste no le contestó. El ministro se molestó mucho y envió al viceministro de la Defensa para que le llamara, pero Reverol no quiso atenderle y se limitó a decir: ‘Dile a Padrino que él me llame a mí ’ ”, relató una de las fuentes que habló bajo condición de anonimato.

“Al final, Padrino le llamó y le preguntó qué era lo que estaba pasando, y Reverol le contestó: ‘Tu sabes como es la vaina, de ahora en adelante yo no te reporto a ti. El Presidente me dio instrucciones para que todo el tema del orden público lo manejara yo junto al puesto de Comando Presidencial’ ”, que maneja desde el Palacio de Miraflores el gobernador del estado Aragua, Tarek El Aissami, agregó la fuente.

El Aissami, quien es un cercano aliado de Reverol y también es investigado por la justicia estadounidense, ejerce gran influencia en el régimen de Maduro y había estado detrás de los esfuerzos por conseguir su nombramiento como ministro de Defensa, durante los anuncios de ascensos que acostumbradamente son realizados a inicios de julio.

Pero Maduro terminó inclinándose a favor de Padrino, quien no solo fue ratificado como ministro de Defensa sino que días después obtuvo los poderes equivalentes a los de un jefe de gobierno, con control sobre todos los ministros, además de sobre la crucial distribución de alimentos en el país.

Reverol, en cambio, fue reemplazado a la jefatura de la Guardia Nacional y los oficiales más cercanos dentro de la Guardia Nacional, fueron castigados, dijo Colina, quien preside en Miami a la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex).

“Muchos de los oficiales que eran afectos a Reverol han sido removidos de sus cargos y a los que les correspondía ascender, lo hicieron en los últimos puestos de promoción”, dijo Colina, quien se mantiene en contacto con oficiales activos.

Dos oficiales que se vieron perjudicados incluyen el recién ascendido a coronel Humberto Villamizar Sepúlveda y el teniente coronel Engelberth Díaz Ruiz.

En el caso de Villamizar Sepúlveda, el cercano colaborador de Reverol ascendió a coronel a inicios de mes con el puesto 34, el último disponible para el ascenso, aún cuando se desempeñó como teniente coronel en el puesto número tres.

Esa caída de 31 puestos –que significa que los otros 33 coroneles que también ascendieron ahora tienen más antigüedad que él– normalmente se produce solo cuando el oficial cometió una falla extremamente grave, viéndose incluso arrestado por algún motivo.

No obstante, Villamizar Sepúlveda contó con mejor suerte que Díaz Ruiz, quien pese a haber ocupado puestos clave bajo la sombra de Reverol, en esta ocasión y “para extrañeza de todo el mundo” no ascendió al grado de coronel, sin que tuviera alguna mancha negra en su historial que le inhabilitara para el ascenso, comentó Colina.




Categoría: Venezuela