Aumento de la gasolina podría darse a finales de febrero

Ejecutarlo, llevarlo a la práctica en las gasolineras sí será rápido, no tardará tanto como tomar la decisión que Maduro frenó el año pasado por ser electoral, indicaron.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Según publicó el diario La Verdad, el aumento del precio de la gasolina quedará para finales del mes de febrero.

Asimismo, indicó que según fuentes será después de carnavales que se haga el incremento del combustible, puesto que entre el jueves y viernes de la semana que viene, se reunirán los representantes de la federación de empresarios gasolineros de Venezuela para conocer de parte del Ministerio de Petróleo y Minería “cómo se irá concretando ese proceso”.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO PUBLICADO POR EL MEDIO:

El aumento del precio de la gasolina va. “Llegó la hora”, dijo el presidente Nicolás Maduro. Pero el reloj no corre y 21 días después de esa declaración las únicas noticias sobre el combustible son las de las largas colas, las de la angustia que produce en la ciudadanía el oscurantismo, la falta de información. En medio, el rumor, que no se concreta. Por ahora.

Lo saben los empresarios del sector, los dueños de estaciones de servicio, quienes tienen más de 15 años sumando peticiones al Ministerio de Petróleo y Minería para seguir operando un negocio rentable. Por esa vía, se conoce que será después de Carnaval cuando se lleve a cabo el incremento. Y es que el jueves y el viernes de la semana próxima serán días de reuniones, cuando los integrantes de la federación de empresarios gasolineros de Venezuela concerán de parte de la cartera petrolera cómo se irá concretando ese proceso, según reveló una fuente de ese sector a La Verdad.

Y una semana más tarde, deberán comenzar ellos mismos a transmitir la información a las asociaciones regionales. Eso retrasa el aumento del precio de la gasolina, congelado desde hace 20 años.

Ejecutarlo, llevarlo a la práctica en las gasolineras sí será rápido, no tardará tanto como tomar la decisión que Maduro frenó el año pasado por ser electoral. Toma unos 20 minutos y se va ejecutando en las bombas cerradas, “para que comiencen a vender con el nuevo precio”, afirma la fuente con base en su experiencia. “Deben hacerlo, quizás, a final de mes por razones fiscales, para que salgan las facturas con el nuevo precio”.

Largas colas

Las estaciones de servicios amanecieron ayer con colas, pese a que se reportó normalidad en el despacho de combustible. Jonathan Pacheco, un chofer que hacía la cola explicó que no había atendido a los rumores que circulan, pero al encontrarse con las filas decidió buscar su segundo vehículo y llenar su tanque. Manifestó que la medida se tuvo que haber tomado hace tiempo.

A Moraima Navarro, docente jubilada no le preocupaba el aumento y solo se formaba en la cola porque la aguja indicadora señalaba que su tanque estaba casi vacío. Las largas colas que observó en San Francisco y en la Circunvalación 1 influyeron en su precaución. Pero, demuestra no estar de acuerdo con el incremento del importe del combustible. “Nos va a aumentar todo. La inflación nos está comiendo todo el sueldo”.

Para José Díaz, conductor, hacer una cola previendo el aumento “significa perder el tiempo”. Pese a manifestarse de acuerdo con un incremento progresivo, ya vive los efectos de la acción del Ejecutivo. Hace 15 días hizo una copia de una llave por 300 bolívares, ayer compró el mismo artículo por 600 bolívares, el vendedor atribuyó el nuevo importe a la inflación que espera por la medida.

Petróleos de Venezuela emitió un comunicado el jueves informando que suministrarían suficiente gasolina para cubrir la demanda del asueto de carnaval, desplazando la teoría de que las estaciones de servicio cerrarían sus puertas este fin de semana para introducir la nueva información de precios a las máquinas.

Un trabajador de una gasolinera que prefirió no identificarse aseveró que los clientes manifiestan nerviosismo por una posible escasez del combustible. Explicó que la gasolina se está acabando más rápido de lo normal por las colas. A pesar de que la de 91 octanos usualmente no se utiliza tanto como la de 95, los usuarios le restan atención al octanaje: “Con estas colas le echan hasta agua”.

Categoría: Economía Venezuela