La Vinotinto se aleja del bolsillo del pueblo

El boleto más económico para el partido inaugural de Venezuela frente a Paraguay en el CTE Cachamay, está en 800 bolívares (tribuna popular), 10% del sueldo mínimo venezolano.

La Vinotinto se aleja del bolsillo del puebloCrédito: Luis Hidalgo / AP Images.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Ya se anunciaron los precios de la entradas para el partido inaugural de Venezuela frente a Paraguay en el CTE Cachamay, en lo que será el inicio de carrera a las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial Rusia 2018.

La conclusión inmediata de este anuncio, reseña La Verdad, es que para el venezolano de a pie ver a la Vinotinto resultará una tarea cuesta arriba, dado los precios exorbitantes en el que oscilan los tickets.

El boleto más económico está en 800 bolívares (tribuna popular), 10% del sueldo mínimo venezolano. Mientras que la entrada individual más costosa se ubica en los 2.900 bolívares (tribuna principal), 40% del salario base.

Esto quiere decir que el venezolano común necesitaría casi cuatro días de un sueldo mínimo para costearse el boleto más barato. Además, podría “darse el lujo” de adquirir apenas nueve entradas con un salario base.

GOLPE DURO CON LA REALIDAD

De acuerdo con el diario zuliano, la realidad del venezolano contrasta fuertemente con sus vecinos de Sudamérica. En Argentina, por ejemplo, la entrada más económica para presenciar el partido entre la Albiceleste y Ecuador vale 150 pesos argentinos, tan solo 2.6% del suelo mínimo.

En Chile, ver a la Roja contra Brasil en la jornada de estreno cuesta 11.000 pesos chilenos. Hasta 21 entradas puede comprar un ciudadano austral con su salario. En Colombia, por otro lado, el boleto más económico equivale a 60.000 pesos colombianos, 9,3% del sueldo mínimo que se ubica actualmente en 644.350 pesos.

MÁS DE 600% DE INCREMENTO

El costo de la entrada más barata para el Venezuela-Paraguay con el que la selección nacional cerró las eliminatorias camino a Brasil 2014, en octubre de 2013, era de 125 bolívares. El suelo mínimo por aquel entonces era Bs. 2.700. Los fanáticos podían adquirir 21 boletos, 12 más que en la actualidad.

Hasta 666% se incrementó el precio de las boleterías para ver a la Vinotinto en dos años.

Muchos vieron con desconfianza al Cachamay, luego de que en los dos últimos compromisos amistosos de la selección nacional, el moderno estadio del estado Bolívar registró una entrada promedio de tan solo dos mil personas por encuentro con precios muy similares en la boletería: 800 la más barata y 3.500 la más cara.

Por otra parte, resulta una misión complicada trasladarse de otros lugares de Venezuela a Bolívar para ver a la Vinotinto considerando costos de pasaje, estadía, viáticos y, además, entradas para ver el partido, sobre todo si se quiere compartir en familia.

Se dice que el fanático es el jugador número 12 en el fútbol, pero parece que la Vinotinto se está alejando del pueblo… y de su bolsillo.

Categoría: Venezuela | Claves: La Vinotinto