Las confesiones del descuartizador

Desde que fue capturado, Pérez Venta ha hecho señalamientos públicos en videos transmitidos como "pruebas" por canales de television que dependen directamente del Poder Ejecutivo, en un país donde casi nunca se ha visto a un detenido grabando confesiones en video y menos aún autorizado por las autoridades.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Imagen subida por el propio José Perez Venta a una de sus múltiples cuentas en la red social Facebook. Crédito: Facebook

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – José Rafael Pérez Venta, uno de los sanguinarios asesinos de la señora Liana Hergueta, ha hecho una serie de confesiones que inculpan a los principales rivales políticos del chavismo, tanto en Venezuela como en Estados Unidos y Colombia.

Desde que fue capturado, Pérez Venta ha hecho señalamientos públicos en videos transmitidos como “pruebas” por canales de television que dependen directamente del Poder Ejecutivo, en un país donde casi nunca se ha visto a un detenido grabando confesiones en video y menos aún autorizado por las autoridades.

Lea también: Pérez Venta había asaltado ya a una fotógrafa de El Propio

Supuestos financistas, centros de entrenamientos, apoyos políticos y planes de atentados son parte de las acusaciones que ha lanzado el asesino que ha manejado diferentes cuentas en las redes sociales Twitter, Facebook y LinkedIn, en las que se ha adjudicado cualquier cantidad de oficios y nombres.

Cabe recordar que Pérez Venta sirvió en las filas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) con nombre falso y se presume -según el diario Últimas Noticias- que robó 2.800 cartuchos para pistolas 9 mm… Esas que matan a tanta gente en el segundo país con más homicidios en el mundo.

Lea también: Hablan los vecinos de Pérez Venta

Asimismo, ha sido acusado por dirigentes políticos de partidos opositores de ser “patriota cooperante”, que es una figura creada y reconocida por el chavismo que consiste en personas que se infiltran en organizaciones y partidos opositores con el objetivo de ganarse la confianza del entorno para posteriormente informar sobre datos y estrategias al chavismo y al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

FINANCISTAS

El antisocial dijo, en un video presentado por el mandatario Nicolás Maduro Moros en su programa televisivo semanal, que los congresistas estadounidenses Ileana Ros-Lehtinen y Marco Rubio, este último hoy aspirante republicano a la Presidencia de Estados Unidos, financiaron las protestas antigubernamentales de 2014.

Lea también: Hablan las otras víctimas de Trejo y Pérez Venta

Indicó que las mismas tenían también “financiamiento desde Colombia” y eran “implementadas por algunas personas que manejaban la fabricación de explosivos”.

También señaló a los opositores venezolanos María Corina Machado, Leopoldo López y Antonio Ledezma como sus supuestos financistas. Estos tres son de los más mencionados como “enemigos” por el chavismo y los dos últimos se encuentran encarcelados, mientras Machado fue inhabilitada políticamente por presuntamente no haber declarado los tickets de alimentación que recibió mientras era diputada a la Asamblea Nacional (AN), cargo del que fue destituida por el chavismo.

Lea también: “Pérez Venta es el nuevo testigo estrella de la revolución”

Por su parte, el oficialista Jorge Rodríguez, alcalde de uno de los cinco municipios que conforman Caracas, dijo en una rueda de prensa que Pérez Venta recibió financiamiento en dólares y que había visitado las embajadas de Estados Unidos y España en Caracas, aunque no dio detalle alguno de para qué.

Pérez Venta también acusó a Betty Janette Grossi Sucre, una maestra de dos colegios católicos de Caracas, y a la actriz cubano-estadounisense María Conchita Alonso de brindarle financiamiento.

ENTRENAMIENTO

El delincuente, coincidiendo con la tesis gubernamental que culpa de una serie de sucesos violentos, políticos y económicos al paramilitarismo colombiano, dijo que recibió entrenamiento paramilitar de parte de un militar retirado venezolano y otros “paracos” en Colombia, con Iván Zuloaga -excadidato presidencial- y el expresidente Álvaro Uribe Vélez, a quien el Gobierno señala reiterativamente como el “gran desestabilizador” de los “procesos progresistas” de América Latina.

Lea también: Detenido un opositor señalado por Pérez Venta

Acusó también al general retirado Antonio Rivero, exiliado en Estados Unidos, así como al exgobernador de Miranda Enrique Mendoza, de darle instrucciones para atacar a funcionarios de la fuerza pública durante las protestas de 2014.

COMPRA DE FUSILES

Pérez Venta sostuvo que se compraron “40 fusiles R15” destinados al enfrentamiento con efectivos policiales, a quienes se les “quitaría la vida” para “desarrollar una desestabilización, insurrección, una masacre”.

Lea también: Lo que revela la cuenta en Facebook de Pérez Venta

“La idea era que salieran desde la Universidad Católica del Táchira. Ese era el plan. Dentro de la universidad sí hubo armamento”, dijo en uno de los videos publicados por el Gobierno de Maduro.

LA PIEZA QUE FALTABA EN EL JUICIO DE LEOPOLDO LÓPEZ

Como una grata coincidencia para quienes quieren condenar al líder opositor Leopoldo López, preso en una cárcel militar desde hace más de un año y medio sin que se haya dictado sentencia alguna, Pérez Venta aseguró que el político, junto a Machado y Ledezma, dio instrucciones a los manifestantes el 12 de febrero de 2014 para que atravesara un piquete de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que custodiaba las instalaciones del Ministerio Público en Caracas, para que atacaran la sede y se generara “confusión”.

Lea también: Pérez Venta sirvió en la Fanb con identidad falsa y robó municiones

Por la violencia generada ese día, en el que todos los asesinados fueron víctimas de funcionarios según el propio Ministerio Público, se le abrió el juicio a López.

CÓMO MATÓ A LIANA HERGUETA

Pérez Venta señaló en un video que contactó a Hergueta través de otra persona, de nombre Andrea Gless, quien está detenida por este caso, y que le pidió a la asesinada comerciante reunirse para “hablar el tema de la estafa que le había hecho Carlos Trejo”.

“Teníamos el objetivo de despojarla de algunas cosas, de robarla. Me contacto yo por Whatsapp y por mensajería de texto con la señora Liana, pautamos sin problemas una reunión en mi casa, identificándome como que pertenecía a la resistencia, pertenecía al partido político Alianza Bravo Pueblo: se sintió más cómoda y accedió a reunirse conmigo”, dijo.

Lea también: VP no sospechó que Pérez Venta y Trejo fuesen unos asesinos

“Para su carro en el edificio donde vivo y sube al apartamento. Había acudido yo a un ciudadano que se llama Samuel Angulo para despojarla de sus pertenencias. La ciudadana entra al apartamento y (Samuel Angulo) la mantiene tomada de las manos, yo trato de sostenerla por la espalda, él la suelta, agarra un taser y ahí la señora se quedó quieta. En lo que se queda quieta se comienza a atarla por las manos y los pies y se sienta en la mesa”, añadió.

“Y se nos pasó la mano. La toco y estaba fría. Él (Samuel Angulo) me dijo que me quedara tranquilo, que la íbamos a picar, a desmembrar, y que saliéramos tranquilos como si nada, que ahí no había pasado nada”, sumó Pérez Venta en el material audiovisual.

EL PLAN DE ASESINATO CONTRA DANIELLA CABELLO

El más reciente de los señalamientos de Pérez Venta en sus videos transmitidos por el Gobierno fue el de un supuesto plan para atentar contra Daniella Cabello, hija del presidente de la Asamblea Nacional (AN) y número dos del chavismo, Diosdado Cabello Rondón, quien basa su programa televisivo semanal en informes de los “patriotas cooperantes”.

Esta vez, el encargado de presentar el material audiovisual fue Tareck El Aissami, gobernador del estado Aragua, e involucra a una mujer de nombre Andrea Gless.

Lea también: El chavismo liga a políticos de oposición con los asesinos de Hergueta

“El plan consistía en que ella (Andrea Gless), una gente de plata, empresarios y el otro que manejaba el armamento (…) el plan era quitarle la vida a esa muchacha (Daniella Cabello). Ella quería quitarle la vida a esa muchacha. Ella me ofreció para que participara allí, en ese hecho”, dijo Pérez Venta en el video, agregando que el “tipo que tenía el armamento” poseía fusiles.

También vinculó en el plan a un “empresario” sin dar el nombre, pero diciendo que “va y viene” de Estados Unidos y que “maneja cantidades importantes de dinero en dólares”.

“Se iba a realizar ese trabajo en dos partes: el primer pago con una cantidad alta en dólares y otro segundo pago cuando se realizara el trabajo”, relató, agregando que en total serían unos 500.000 dólares.

Aunque aseguró desconocer el nombre del empresario y de la persona que manejaría las armas, contó que hace un mes habló con Gless y le dijo que el plan “todavía va, que nos iban a pagar bien y es la misma hoja de ruta”.