Elecciones de EEUU “representan mucho” para los latinos

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).– Francisco Pelayo, un venezolano-americano quien se desempeña como Director de Comunicaciones para Medios en Español de la Campaña de Hillary Clinton en Florida, conversó con Sumarium Radio sobre el significado e impacto de la crucial decisión electoral que están tomando los estadounidenses hoy martes 8 de noviembre y sobre las características especiales del sistema electoral de EE.UU.

En efecto, para Pelayo hoy es un día histórico y como venezolano y ciudadano americano reciente votó con mucho orgullo por primera vez, porque en su opinión estas elecciones representan mucho para los latinos y para todos aquellos que lo están haciendo por primera vez, independientemente de si son ciudadanos recientes o ciudadanos que antes no habían tenido interés en participar.

Explica que el sistema electoral estadounidense es muy diferente al que existe en otros países pues fue delineado por los fundadores de EE.UU. en la constitución desde el siglo XVIII, e implica que no se elige por voto nacional sino que cada persona vota por electores en colegios electorales en cada estado, y el candidato que logra 270 votos electorales se convierte en Presidente de EE.UU., pero luego los electores se reúnen en el Congreso en diciembre y depositan su voto y ese es el día formal en que se proclama al Presidente.

Para Pelayo, el proceso político de EE.UU. es muy democrático, porque las personas que están en la boleta están allí luego de ganar un proceso de primarias, en el cual compiten con otras personas que como ellos se sientan capaces, tengan más de 35 anos de edad y sean ciudadanos americanos en comicios que se celebran por ambos partidos en los 50 estados del país. Recordó que por ejemplo la Secretaria Hillary Clinton ya había competido por la nominación demócrata en el 2008 pero que esas primarias las terminó ganando Barack Obama, pero que este año 2016 ella logró ganar las primarias y convertirse en la nominada a la Presidencia del Partido Demócrata. Y reiteró que luego de las primarias se pasa al proceso de elecciones presidenciales que se hace a través de los colegios electores, y que la persona que logra la mitad más uno de los 538 votos electorales se convierte en Presidente.

Pelayo explica que el total de 538 votos electorales proviene de los 435 distritos electorales congresionales, los 100 senadores y 3 delegados del Distrito de Columbia por ser la capital del país. Da como ejemplo de colegio electoral el caso de Florida que tiene 29 votos electores porque tiene 27 distritos electorales congresionales por el tamaño de su población, más 2 votos electorales correspondientes a sus dos senadores, para un total de 29 votos electorales.

Recordó que son contadas las veces en la que el voto electoral y el voto popular no han ido de la mano, y que por ejemplo en el 2000 durante la elección Bush-Gore la no coincidencia tuvo que ver con la forma como se hacía el proceso. “Ahora el proceso electoral es mucho más automatizado y el conteo es mucho más rápido. Se trata a de un sistema electoral con muchos puntos de control y sistemas de frenos y contrapesos que permite la solución de conflictos, e incluso de ser necesario la intervención de la Corte Suprema”.

Finalmente el activista demócrata venezolano-americano aseveró que en su caso tomó la decisión personal de separarse de su trabajo y unirse a la campaña de Hillary Clinton porque tiene la convicción de que es la mejor candidata, una de las personas más calificadas en la historia de las candidaturas presidenciales estadounidenses y las más preparada para conducir los destinos de EE.UU.. Su victoria sería, en su opinión, una victoria para todos, y en lo fundamental para los latinos quienes este año están ejerciendo masivamente y a nivel nacional su poder en las urnas en esta histórica elección. Pelayo concluyó la entrevista diciendo: “Los ciudadanos tenemos siempre la ultima palabra y tenemos que participar activamente, votando, como voluntarios, donando tiempo y dinero a las campañas, porque la política no es algo malo ni nocivo o algo que debemos rechazar, sino que al contrario debemos participar activamente y asegurarnos que todo nuestros esfuerzo y pasión como ciudadanos se coloque en pro de las cosas en las que nosotros creemos”.