Las lecciones que ha dejado ejercer la mejor profesión, el periodismo

Hace cinco o seis décadas las escuelas de periodismo no estaban de moda, en estos tiempos, "la mejor profesión del mundo" como la calificó Gabriel García Márquez, además de ser haber sido amordazada se ha reducido a 140 caracteres por la falta de espacios.

Las lecciones que ha dejado ejercer la mejor profesión, el periodismoTal vez por contar primero lo que ocurre ha quedado a un lado el buen desarrollo de un trabajo que en ocasiones amerita más investigación para su buen desarrollo. Crédito: AFP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) El fallecido periodista Gabriel García Márquez siempre sostuvo que el periodismo es “el mejor oficio del mundo” esa célebre frase traspasó fronteras y se ha podido leer hasta en varios idiomas.
Qué tan cierto sigue siendo cuando en la práctica nos encontramos con una labor manipulada, amordazada y comercializada, al punto de reducirse a 140 caracteres y pareciera que a pocos le importa.

Hace unos cincuenta o sesenta años no estaban de moda las escuelas de periodismo, se aprendían en los remotos cafetines de asientos redondos, en los encuentros de fines de semana, en las jornadas que comenzaban alrededor de las 10 de la mañana, cuando siquiera existía el colapso propio de las urbes actuales, se aprendía en las salas de redacción, cuando no se pensaba en el invento de las computadoras, se aprendía entre el silencio de los compañeros desarrollando ideas y el sonido de las teclas de las máquinas de escribir, casi al mismo compás.

Algunos conocedores de esta loable labor apuntan a que la masificación de la tecnología dio paso a desmejorar el ejercicio de la profesión a la hora de cerrar cada edición, también la censura y autocensura nos ha llevado a que se desvirtúe el punto focal para lo cuál fuimos formados: informar, procurar la objetividad, contar los hechos tal cual ocurrieron, no temer al poder de un gobierno.

El periodismo ha de ser exacto, como el bisturí”. Julio Scherer

Julio Scherer, era un periodista mexicano “parteaguas”, muchos lo recuerdan como uno de los más importantes del país, el que acabó con “ese periodismo vendido y lambiscón”, había reflexionado sobre la “pesada” tarea que nos esperan a los periodistas…

¿Qué nos viene, conforme a la realidad que vivimos?

“El mundo se ha endurecido y pienso que el periodismo habrá de endurecerse para mantenerse fiel a la realidad, su espejo insobornable. Si los ríos se enrojecen y se extienden los valles poblados de cadáveres víctimas del hambre y la enfermedad, así habrá que contarlo con la imagen y la palabra. (…) Me duele decirlo: un gobierno que se valora por su imagen es un gobierno frívolo.

“La peor instancia es la autocensura” … César Miguel Rondón

De Venezuela buscamos conocer lo que piensa el reconocido y respetado César Miguel Rondón, periodista de voz apacible, disciplinado, ordenado, metódico, un entrevistador de oficio como le definieron.

Este maestro del periodismo, como muchos lo consideramos, dijo para una entrevista publicada en la página del CNP Caracas que el periodismo siempre es el reflejo de una sociedad y tiene que tener frente al poder en todas sus instancias, una postura por lo general crítica, de lo contrario lo que se tienen son medios acomodaticios, obsecuentes medios que son las voces del poder.

¿Qué le queda a los medios por hacer?

Servir de puentes de información y hacer lo que siempre deben hacer los periodistas que es procurar dar la información de la manera más ecuánime y certera posible. Nosotros vivimos y apostamos por la verdad y por estar lo más cerca de ella. Hay que tratar de eludir todas las trampas que no nos dejen llegar a la verdad para que los venezolanos tengan la mejor información posible. Eso es lo único que podemos seguir haciendo. Nosotros nos debemos a unos lectores, a unos oyentes y a unos televidentes.

“El periodismo se inventa con cada noticia. No es algo que está fijo, sino que cada historia va dando la pauta para inventar una forma de contarla”… José Salgar

En Colombia el periodismo del siglo XX tuvo su protagonista, José Salgar, el responsable de haber ayudado a formar a Gabriel García Márquez. Fue jefe de redacción, director y columnista de El Espectador, y era considerado ‘el periodista del futuro

También le llamaban El Mono Salgar”,’ para él un buen periodista es aquel “que no sea mentiroso, que escriba bien, que diga siempre la verdad y responda por lo que escribe”.

¿Dónde y cómo ubica al periodismo actual?

Lo grave ahora es que el periodismo escrito fue descendiendo la calidad porque se inventaron unos aparatos como la grabadora, la palm, el corrector en la computadora. Entonces la gente se confía en estos aparatos y no pone a funcionar lo principal, el pensamiento. Porque cuando uno le pone todo el interés sale algo bueno, pero cuando se pone solo a traducir, le sale algo frío y fofo. Si le permites al lector sentir la emoción que se sintió en el propio cerebro es distinto.

“Antes de prostituir el periodismo es mejor no ejercerlo”… Jorge Lanata

Jorge Lanata es conocido en Argentina por su crudeza y rigurosas investigaciones que han llevado a la justicia a más de un gobernante y a empresarios, amigos del Poder.

Lanata es tan querido como odiado, por su irreverencia, por lo polémico, agudo y creíble a la vez, además de ser el periodista más famoso de su país es uno de los más críticos del kirchnerismo.

Leonardo Padrón le preguntó en una entrevista:

Una frase que es clásica del estilo de Jorge Lanata: “¡qué gran mentira son los medios!”. Tú habitas en ellos, respiras en ellos, vives de ellos.

Sí, yo siempre decía que los diarios no son necesarios, están montados. Y digo esto y he fundado dos. Pero sí, los diarios están montados en la ficción de la información cotidiana: todos los días pasa algo que tengo que saber. Esto es mentira, es una cuestión comercial. Todos los días tiene que salir un diario porque hay publicidad todos los días y porque los quiosqueros tienen que vender el diario. Ahora, no todos los días hay información verdaderamente importante. Lo mejor que la gente podría hacer en lugar de leer diarios es leer un libro, no tengo ninguna duda de eso.

“ESTE NO ES UN BUEN MOMENTO DE LA PROFESIÓN”

Creo que hace falta leer más, hace falta escribir mejor y no por una cuestión estética. Yo digo siempre que una nota bien escrita se entiende y una nota mal escrita no se entiende. Y si escribís y no te entienden estamos en un gran problema, porque en el periodismo te tienen que entender; si no, hacé literatura automática surrealista. Después, me parece que los estudiantes están más preocupados por ser famosos que por ser buenos. Y creo que se equivocan, no se dan cuenta que siendo buenos igual son famosos; lo que pasa es que ser bueno lleva más trabajo, concluye Jorge Lanata.


Gabriel García Márquez escribió en el Pais de España que un avance importante en este medio siglo es que ahora se comenta y se opina en la noticia y en el reportaje, y se enriquece el editorial con datos informativos, aunque los resultados no parecen ser los mejores, pues nunca como ahora ha sido tan peligroso este oficio.


Los periodistas “empíricos” dicen que los profesionales más jóvenes se quejan de sus editores porque estos les conceden menos tiempo del que realmente amerita el buen desarrollo de un trabajo, tal vez tiene que ver con la inmediatez de la que tanto sugieren, y que pocos saben aplicar.

En lo particular como periodista me atrevo a escribir que el querer contar primero lo que ocurre ha dejado un lado el buen desarrollo de un trabajo que en ocasiones amerita más investigación para su buen desarrollo. Para mi gusto investigar seguirá siendo la clave para hacer un buen periodismo.

(Sup.#Frank de Prada)

Categoría: Venezuela | Claves: Periodismo