Las medidas migratorias de Colombia en la frontera

"Mantendremos los controles para seguir garantizando las condiciones de seguridad y orden en los pasos fronterizos, en estrecha coordinación con las autoridades regionales".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP) – Colombia aumentará sus controles de seguridad en la frontera con Venezuela, luego de que el sábado se reabrieran por unas horas los pasos limítrofes en una medida pactada por ambas cancillerías tras más de seis meses del cierre decretado por Caracas, informaron este lunes autoridades.

“El gobierno nacional ha solicitado fortalecer las diferentes medidas no solo migratorias, sino de las demás instituciones que forman parte de la frontera con el ánimo de garantizar la seguridad de la zona”, dijo el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

Krüger habló a periodistas desde el puente internacional José Antonio Páez, en Arauca (este), uno de los tres pasos fronterizos cuya circulación fue habilitada el sábado por cinco horas. Los otros dos abiertos de 13h00 (18h00 GMT) a 18h00 (23h00 GMT) fueron el puente Francisco de Paula Santander, en Norte de Santander (noreste), y el cruce de Paraguachón, en La Guajira (norte).

Amplias zonas de la porosa zona limítrofe entre Colombia y Venezuela, de 2.219 km, fueron cerradas en agosto pasado por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La decisión de Maduro, justificada como una medida para combatir el contrabando hacia Colombia y frenar el crimen organizado, provocó la deportación y el éxodo de miles de colombianos y crispó la relación entre los dos países.

Krüger dijo este lunes que unos 2.000 extranjeros transitan diariamente por la frontera y negó que el gobierno colombiano haya sacado alguna normal excepcional para el control de entrada a extranjeros.

“Vamos a hacer una serie de controles de carretera con nuestra policía nacional para constatar que los extranjeros que estén en esta zona del país tengan los documentos al día y sus requisitos completos”, añadió Krüger.

Además de las patrullas con apoyo de la Armada y el Ejército Nacional, habrá verificaciones en establecimientos de comercio, clínicas y hospitales, apuntó.

“El establecimiento de todas esas medidas es para regular una frontera mucho más moderna y mucho más segura”, aseguró por su parte Víctor Bautista, asesor de la Cancillería para asuntos de frontera, presente este lunes en el puente Francisco de Paula Santander, que conecta a la ciudad colombiana de Cúcuta, en Norte de Santander, con la venezolana Ureña en el estado Táchira.

“Colombia ejerce controles respetando la ley y los derechos humanos de todos los ciudadanos. Todas estas medidas hacen parte del marco regulatorio habitual y legal del país y responden enteramente al ordenamiento internacional”, señaló la Presidencia de Colombia en un comunicado.

La apertura el sábado de los tres pasos fronterizos fue una jornada “única”, en la que vehículos particulares, de servicio público y de carga tenían permitido retornar a su país de origen, sin portar ninguna carga y con la documentación en regla, según dijo el sábado la Cancillería colombiana.

A CONTINUACIÓN EL COMUNICADO COMPLETO DE COLOMBIA

Dadas las nuevas circunstancias producidas en agosto de 2015 con el cierre de la frontera en Arauca y Norte de Santander, el Gobierno colombiano ha tenido una mayor oportunidad para continuar evaluando los principales problemas de seguridad, delincuencia, desafíos sociales, migratorios y económicos que han afectado históricamente a esta zona del país.

Con estas nuevas realidades, seguimos construyendo estrategias de largo plazo para dar soluciones duraderas a las problemáticas que hemos identificado.

Vamos a seguir trabajando para tener una frontera segura, moderna y beneficiosa para nuestra población. En este contexto, las medidas migratorias adoptadas por Colombia tienen como objetivo mantener el flujo regulado, seguro y ordenado en los pasos fronterizos.

Colombia ejerce controles respetando la ley y los derechos humanos de todos los ciudadanos. Todas estas medidas hacen parte del marco regulatorio habitual y legal del país y responden enteramente al ordenamiento internacional. Por nuestra parte no se repetirán episodios como los que sufrieron los colombianos el año pasado cuando miles fueron expulsados.

Mantendremos los controles para seguir garantizando las condiciones de seguridad y orden en los pasos fronterizos, en estrecha coordinación con las autoridades regionales.

Así mismo, insistimos es que este debe ser un trabajo conjunto con Venezuela para lograr una frontera digna y en paz, que promueva el desarrollo fronterizo integrado, estable y seguro, que abra oportunidades para todos los habitantes de la frontera.