La carta de Laureano Márquez a la juventud venezolana

"Ustedes que hoy luchan y se forman en la excelencia mientras salen a la calle y tragan 'gas del bueno', conducirán la Venezuela que habrá de venir".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). Este viernes el humorista Laureano Márquez, como ya es costumbre, escribió una de sus cartas, pero esta vez iba dirigida a la juventud venezolana, a esa que forma parte de una “nueva forma de exilio”; al joven que no “sacan esposado en un avión”, pero sí “obligado por las circunstancias”.

“Todo emigrante es un exiliado porque nadie quiere irse de su casa, de su gente, de su lengua. Efectivamente el país se ha venido desdibujando en los últimos años, parece una caricatura de sí mismo”, argumenta el humorista.

En este sentido, se refiere a una Venezuela con una economía en declive, un sistema de salud deficiente y un desabastecimiento de productos, “de ideas y de principios”.

Márquez reflexiona sobre las razones por las que un joven tendría que quedarse en suelo patrio, pero reconoce que las condiciones de tolerancia, respeto, confianza en las instituciones y la incertidumbre de un bienestar y brillante porvenir, son en ocasiones, razones reales de peso para abandonar la lucha. Sin embargo expresa: “El panorama es desolador, pero lo será mucho más si no asumimos el protagonismo de nuestro porvenir. Puede que el desencanto nos lleve a pensar que somos una tierra sin destino, esperanza ni futuro. No es así”.

“En esta lucha – que es también una confrontación al interior de nosotros entre el país que soñamos y el que practicamos porque nos conviene- no siempre ha ganado la arbitrariedad y el abuso, como a veces nos es dado a creer”, añade.

De acuerdo con Laureano Márquez, también “nuestro flanco democrático, institucional y de progreso se ha anotado grandes victorias”. Aplaude así la conciencia de los jóvenes que después de 16 años “de abuso y arbitrariedad” son fieles a sus ideales con la misma fuerza de los jóvenes de antaño.

“Ustedes no solo son brillantes, inteligentes y creativos, sino que además son buenos, en ese amplio y hermoso sentido que la bondad contempla (…) Ustedes que hoy luchan y se forman en la excelencia mientras salen a la calle y tragan ‘gas del bueno’, conducirán la Venezuela que habrá de venir”, dice en su misiva.

El panorama es desolador, pero lo será mucho más si no asumimos el protagonismo de nuestro porvenir.

Por otra parte, agrega que la misión de esta generación será “sembrar inteligencia y cultura luego de este tiempo de embrutecimiento planificado… será la gran tarea del futuro”.

El humorista dice sentirse orgulloso de los jóvenes venezolanos a quienes llama “los guardianes de la esperanza”, y en un gesto jocoso, dice: “Quizá, querido joven, puedas pensar que esta carta, esta arenga sentimental está hecha con el único propósito de jalarte bolas para que te inscribas en el registro electoral permanente antes del cierre del periodo de inscripción el próximo 8 de julio. Pues tienes toda la razón”.