El veredicto da “alivio y cierre” a las víctimas

“Mi corazón está con toda la comunidad de Boston. Estoy muy contenta con el veredicto”

El veredicto da “alivio y cierre” a las víctimasLos corredores continuaron a la línea de meta mientras ocurría la primera explosión en el maratón de Boston. Crédito: Dan Lampariello / Reuters
Publicada por: el leonor.roquett@gmail.com @Leonor_Roquett

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Las víctimas del atentado de Boston reaccionaron ante la decisión de condenar a pena de muerte a Dzhokhar Tsarnaev, uno de los responsables del ataque que cobró la vida de tres personas y más de 250 heridos.

Adrianne Haslet – Davis, bailarina profesional que perdió una pierna en el atentado escribió en su cuenta en Twitter: “Mi corazón está con toda la comunidad de Boston. Estoy muy contenta con el veredicto”.

Sydney Corcoran, quien junto a su madre, que perdió las dos piernas, fueron parte del número de heridos en el suceso, también se pronunció a través de sus redes sociales: “Mi madre y yo creemos que ahora el se irá lejos y nosotras seremos capaces de seguir adelante. En sus propias palabras: ojo por ojo”.

Dic Donohue, un oficial que estuvo al borde de la muerte por las heridas sufridas en el enfrentamiento con los hermanos luego del atentado, dijo en un comunicado: “Por fin podemos cerrar este capítulo de nuestras vidas. El veredicto, sin duda, fue una decisión difícil para el jurado, me da alivio y cierre, además de la capacidad de seguir adelante”.

Shane O´Hara, una de las personas que ayudó a brindar los primeros auxilios a las víctimas del ataque declaró ante los medios: “Esto debe terminar rápido, para que las familias y la verdaderas víctimas quizás pueden seguir adelante”.

“Completamente paralizada y esperando ansiosa por que este día realmente termine. Mi corazón y mis oraciones están con mi familia de la calle Boylston”, tuiteó Rebekah Gregory DiMartino, sobreviviente del ataque a quien le apuntaron una pierna. Anteriormente, Rebekah había publicado en su cuenta en Facebook una carta abierta a Tsarnaev, luego de enfrentarlo durante el juicio, en donde se lee: “Hoy te miré a la cara y me di cuenta que ya no te tenía miedo”.

“SE IRÁ AL INFIERNO”

Los sobrevivientes de los atentados del maratón de Boston estimaron que se hizo justicia, aunque reaccionaron de maneras diferentes, luego de que un jurado condenara el viernes a Dzhokhar Tsarnaev, responsable del ataque, a la pena capital.

“Va a ir al infierno, es allí donde quería ir”, opinó Michael Ward, un bombero que no estaba de servicio el 15 de abril de 2013, día del atentado, pero que no dudó en acudir al lugar del ataque para socorrer a las víctimas.

“Recuerdo cuando estallaron las bombas y recuerdo lo horrible y repugnante que hizo esta persona”, dijo este hombre ante la prensa tras conocerse la sentencia contra este joven de 21 años, un inmigrante de origen checheno que llegó a Estados Unidos cuando apenas era un niño.

“Es un tema de justicia”, agregó, “nadie aquí está contento (…) pero al final triunfó la justicia”.

Por su parte, Liz Norden, cuyos dos hijos perdieron cada uno una pierna en la doble explosión, confesó que “sintió que le quitaron un peso de encima”.

“Se hizo justicia para mis hijos”, dijo esta madre de familia que prometió estar presente, tanto como le fuera posible, “en cada etapa” hasta la ejecución de Tsarnaev.

LA HISTORIA DE LAS VÍCTIMAS MORTALES DEL ATENTADO

El atentado en Boston dejó el saldo de tres víctimas mortales: Martin Richard, de 8 años, Lingzi Lu, estudiante de intercambio china de 23 años y Krystle Campbell, una gerente de un restaurant de 29 años.

MARTIN RICHARD

El pequeño Martin era aficionado a los maratones desde muy temprana edad, le gustaba trepar árboles y practicar deportes con su hermana y vecinos. Al momento de las explosiones se encontraba en la meta esperando a sus amigos mientras comía un helado. Su hermana y su madre también resultaron heridas en el ataque.

LINGZI LU

Lu era una joven estudiante que asistió al maratón por la invitación de una de sus amigas extranjeras, Danling Zhou, quien se mostraba emocionada por vivir la experiencia. Al principio se mostró dudosa, pero al final accedió. La historia de Zhou fue fundamental durante el juicio: contó que al escuchar la primera explosión todo el mundo entró en pánico, en ese momento ella buscó calmar a Lu. Luego de unos minutos se escuchó la segunda explosión, que acabó con la vida de Lu.

Al principio, la identidad de Lu no se dio ha conocer debido a que su familia pidió que no fuese revelada. Según un comunicado del consulado chino en Nueva York, la joven estudiaba matemáticas en la Universidad de Boston.

KRYSTLE CAMPBELL

Krystle era aficionada a las Medias Rojas de Boston y su amigos la recuerdan por su personalidad desmesurada. “Estoy sorprendido, aturdido. Perdimos a Krystle Campbell, pero su gran sonrisa, y sus ojos azules vivirán por siempre en nuestros recuerdos y corazones”, escribió uno de sus amigos tras el atentado.

Sean Collier, de 26 años y policía del Instituto Tecnológico de Massachusetts falleció durante la persecución de los hermanos Tsarnaev tras el atentado.

Categoría: Venezuela | Claves: Atentado en Boston