El mensaje que le envía MCM a los militares venezolanos

Todos padecemos las consecuencias del más cruel y perverso ataque a las bases mismas de la República.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La coordinadora del partido político Vente Venezuela, María Corina Machado envío una carta a los militares.

A CONTINUACIÓN LA CARTA DE MARÍA CORINA MACHADO.

Ante la crisis de gobernabilidad que se promueve en Venezuela

CIUDADANOS:

Venezuela nació para ser libre, y sus hijos estamos decididos a serlo. Venezuela nació para ser una nación soberana, próspera, segura y justa.

Hoy, el pueblo al que ustedes pertenecen y al que han jurado servir, pasa hambre y se muere de mengua.

Todos padecemos las consecuencias del más cruel y perverso ataque a las bases mismas de la República, perpetrado durante 17 años, con el fin de someter a nuestro pueblo a un régimen totalitario, vinculado con el crimen organizado y el terrorismo internacional. Los culpables se apropiaron de los recursos de la más fabulosa bonanza petrolera y saquearon el país.

Dicho llanamente: se robaron la plata de la comida y de las medicinas, institucionalizando con ello la violación del derecho a la vida.

Ustedes, ciudadanos oficiales y soldados, también padecen este drama social intencional e irresponsablemente provocado por el régimen. Como todos los venezolanos, sufren la angustia de no poder ofrecer una vida digna a sus familias. Perciben sueldos que se devalúan diariamente. Muchos competentes oficiales han pedido la baja para poder subsistir realizando tareas que les producen ingresos apenas compensatorios. En los cuarteles, los soldados enfrentan condiciones injustificables que deterioran sus provisiones, uniformes y pertrechos, mientras los nuevos proveedores de armamento nos exigen el cumplimiento de las obligaciones asumidas por el Estado que hoy son imposibles de pagar.

Además, ustedes, ciudadanos militares, comprenden y padecen la destrucción intencional de la institución republicana que conforman y de la subasta de la Soberanía Nacional. Saben cómo este régimen favoreció la violación de nuestra Soberanía Nacional dejando actuar a grupos guerrilleros y paramilitares y la masificación de las operaciones de narcotráfico y de extracción ilegal de nuestros minerales. El régimen se propuso destruir a la Fuerza Armada Nacional porque sabía que una institución militar profesional y democrática no permitiría la instauración de un régimen totalitario que desconociera la Soberanía Popular. Temía, sobre todo, que los militares venezolanos lo rechazarían con igual coraje y firmeza que lo hicieron ante la primera invasión cubana.

El régimen gobernante, lejos de intentar aliviar las tensiones sociales que esta ya tragedia social produce en las familias venezolanas, las acelera y estimula con más amenazas, controles y represión.
Esta peligrosa y cruel actitud devela una maniobra para provocar una crisis de gobernabilidad que justifique una intervención ordenadora que, lejos de favorecer la transición hacia la Democracia, pretenda pervertirla en una transacción para desvirtuar el cambio de régimen resuelto por la sociedad el 6 de Diciembre.

Ante la emergencia social ya insoportable, el régimen pretende utilizar a la FAN, forzándola a escoger entre dos cursos de acción: reprimir a la población que en situación de supervivencia reclama sus derechos y demanda el urgente cambio político o intervenir para garantizar la protección de oscuros intereses. Ambas opciones deben ser repudiadas por la ciudadanía en su totalidad. Lo que se impone es el establecimiento de un nuevo régimen democrático, que se corresponda con las aspiraciones sociales ya manifiestas.

Por eso hoy apelamos nuevamente a la conciencia de quienes prestan servicio militar, en todos los rangos.

El lugar del ciudadano militar está junto al pueblo al que pertenece, ofreciéndole protección y acompañándolo en su determinación de hacer respetar la Constitución y la Soberanía Popular expresada el 6 de diciembre.

Frente al peligroso aceleramiento de las tensiones sociales a punto de ebullición, los venezolanos demandamos una salida política que responda en forma expedita y constitucional a esta crisis. La renuncia de Nicolás Maduro, es el primer paso para el cambio político democrático indispensable para la recuperación social, económica, institucional y moral de Venezuela.

CIUDADANOS SOLDADOS:

Venezuela nació para ser libre y nos corresponde a todos sus hijos defender esta aspiración y determinación, forjada en 200 años de historia republicana.

Tenemos la visión, los conocimientos, el coraje y la energía para hacerlo realidad ahora.