Leopoldo trató de calmar el llanto de Lilian en el juicio

“Abrazaría a mis hijos, le pediría matrimonio a mi esposa otra vez", eran los deseos del líder opositor.

Leopoldo trató de calmar el llanto de Lilian en el juicioCrédito: Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Luego de conocer una sentencia de más de 13 años que lo deja en Ramo Verde, Leopoldo López trataba de consolar con un abrazo el dolor y llanto de su esposa Lilian Tintori, que al terminar la sesión pronunció dos fuertes palabras, “¡Injusticia! ¡Verduga!”.

Lea también: Leopoldo López fue condenado a 13 años y 9 meses de prisión

“Esto no va a durar tanto tiempo”, dijo López a su amada Lilian justo después que la jueza 28ª de juicio, Susana Barreiros, lo culpara de asociación para delinquir, instigación pública, daños e incendio, tal como lo había pedido el Ministerio Público venezolano.

Algunos de los presentes señalaron que la magistrada fue dura y leyó de manera rápida su decisión “como pensando: ‘vamos a salir rápido de esto’”, refiere El País.

Barreiros, hoy cuestionada por sectores opositores por su veredicto, empezó a leer la sentencia a las 9:30 pm. Se demoró media hora en hacer precisiones y señaló que Leopoldo con su discurso generó el 12 de febrero de 2014 los hechos violentos.

A las 3:43 pm Leopoldo se sentó en el banquillo de los acusados para intervenir por última vez, luego de 72 audiencias en más de un año y medio. Por casi dos horas y cuarenta y tres minutos expuso sus alegatos, enérgico, desafiante, vestido con un flux azul, camisa blanca, y corbata vinotinto.

Según reseña El Nacional, López estaba más delgado, con más canas, barba poblada y ahora usa lentes.

Este sábado, como le prometí, celebraría en casa el cumpleaños de mi hija, Manuela

A la mano tenía su cuaderno negro y el ejemplar de la Constitución, de la cual hizo uso para explicar que cuando él pidió cambiar las cabezas de los poderes, es porque esos poderes no cumplían lo que ese contrato social les exige: “La Constitución plantea las vías para ese cambio y eso fue lo que yo siempre propuse”.

Siempre habló con la voz levantada a la jueza Barreiros quien también le mantenía la mirada en todo momento. “Usted tiene más miedo de dictar la sentencia que yo de escucharla”, le dijo.

Luego vino la parte más emotiva. Narró, como ya ha rodado en las redes sociales, qué haría si hubiese quedado en libertad. “Abrazaría a mis hijos, le pediría matrimonio a mi esposa otra vez y este sábado, como le prometí, celebraría en casa el cumpleaños de mi hija, Manuela”, comentó provocando las lágrimas de Lilian.

Cada cierto tiempo veía hacia donde estaban sentandas su mamá y esposa, preocupado por tranquilizarlas.

Su mamá, Antonieta Mendoza de López, solo dijo al salir: “A mi hijo no le va a quitar las esposas la jueza sino, como él me dijo, el pueblo venezolano”.

Sin embargo, la fortaleza volvió a Tintori y Mendoza cuando Leopoldo dijo que de quedar en libertad volvería a recorrer todo el país en busca “de una mejor Venezuela”.

Categoría: Venezuela | Claves: Leopoldo López