bbc-bar

¿Les conviene más a los españoles no tener gobierno?

Más de cuatro meses después de las últimas elecciones generales, los políticos españoles todavía no han logrado conformar gobierno.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

bbc-footer

El pasado 3 de mayo el rey Felipe VI disolvió el Parlamento electo en diciembre y convocó a nuevas elecciones generales. Crédito: Getty

Nunca antes desde la recuperación de la democracia tras la muerte del General Francisco Franco en 1975 había sucedido algo similar en España.

Más de cuatro meses después de las últimas elecciones generales, los políticos españoles todavía no han logrado conformar gobierno.

Pese a ello, la economía de la nación europea -una de las más golpeadas por la crisis financiera internacional iniciada en 2008- no se resiente.

Y antes de que el rey Felipe VI anunciara el martes la disolución del parlamento español y la convocatoria de nuevos comicios que se celebrarán en junio, algunos sugirieron que este impase político podría, de hecho, no ser tan negativo.

“Uno se imagina que el típico periodista político lo considera un grave problema, tal vez incluso una crisis […]. Pero la economía parece tener una opinión diferente”, se lee por ejemplo en un artículo de la revista británica The Spectator titulado “Por qué los españoles tal vez están mejor sin gobierno”.

La economía española es una de las que más crecen en la zona euro. Crédito: Getty

Y su autor, James Bartholomew, destaca que según las últimas cifras del Banco de España la economía del país creció 0,7% en los primeros tres meses del año, cuando las principales fuerzas políticas españolas estaban casi exclusivamente dedicadas a tratar de llegar a un acuerdo.

“El desempleo también ha caído hasta llegar a un 20,4%, una cifra terrible pero aun así mucho mejor que hace un año, cuando era del 23,2%”, apunta también el columnista de The Spectator.

Y las agencias calificadoras de riesgo tampoco se han sentido obligadas a rebajar la calificación de España, con Standard and Poor’s proyectando un crecimiento anual promedio de 2,5% del PIB para el período 2016-2019, lo que confirmaría a la nación ibérica como una de las economías más dinámicas de la eurozona, por delante de Francia, Alemania e Italia.

La tasa de desempleo sigue a la baja, pero es una de las más altas de Europa. Crédito: Getty

“El desempeño de la actividad económica no muestra un impacto evidente de esta falta de formación de un gobierno”, es también la valoración de Miguel Cardoso, economista en jefe para España de BBVA Research.

“Y cuando uno mira hacia adelante lo que vemos es una inercia bastante positiva: la economía creció todavía en términos anualizados por encima del 3% este trimestre, y los datos que vamos conociendo de empleo, confianza y actividad apuntan a que esto se mantiene”, le dice a BBC Mundo.

¿Pero significa eso realmente que a los españoles están mejor sin gobierno, como también se decía de Bélgica?

DÉFICIT DEMOCRÁTICO

El rey Felipe VI anunció el martes la disolución del parlamento español y la convocatoria de nuevos comicios. Crédito: EPA

Un problema con esta pregunta es que, como explica Lluis Orriols, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, en realidad España no se ha quedado sin gobierno.

“En España hay gobierno. Es un gobierno provisional, con funciones limitadas, y que no cuenta con la confianza del actual legislativo. Pero es un gobierno”, le dice a BBC Mundo.

Y, efectivamente, el artículo 101 de la Constitución española establece que “el Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno”, aunque la legislación luego aclara que el llamado “gobierno en funciones” debe limitar su gestión “al despacho ordinario de los asuntos públicos”.

En la práctica, esto significa que el actual gobierno español no puede –entre otras cosas– ni presentar proyectos de ley ni aprobar la Ley de Presupuestos.

El impase es un resultado de la irrupción de nuevas fuerzas como Podemos (en la foto) y Ciudadanos. Crédito: Getty

Pero como hace notar Orriols, los presupuestos del 2016 fueron aprobados antes del impase. Y eso significa que la situación no tiene por qué afectar los niveles del gasto público ni la provisión de servicios, lo que sí podría pasar si la situación se prolonga hasta finales de año.

Para Lluis Orriols, sin embargo, el problema de fondo es que el gobierno en funciones carece de un verdaderomandato ciudadano, pues el que recibió en 2011 se agotaba en septiembre y ya ha cambiado.

El gobierno está llamado a canalizar las demandas de la sociedad española y este ya no puede hacerlo. En términos económicos puede que eso sea irrelevante, pero en términos democráticos no”, le dice a BBC Mundo.

Mientras, Miguel Cardoso, de BBVA Research, hace notar que, si bien no se puede hablar de un impacto evidente, la incertidumbre sobre la política económica no ha dejado de tener un efecto negativo sobre la economía.

MENOR CRECIMIENTO

Según BBVA Research, la incertidumbre política limitó el crecimiento de la economía española. Crédito: Getty

“Probablemente la pregunta que hay que hacerse es: ¿cuánto más estaría creciendo la economía española con un entorno de mayor certidumbre?“, dice Cardoso, cuyo equipo elabora un Índice de Incertidumbre Sobre Política Económica en España que, según el economista, presentó “un deterioro bastante fuerte” en el mes de enero.

“Y con los episodios de deterioro de ese índice, como el que se vio en enero, el impacto negativo de ese aumento de la incertidumbre estaría entre las tres y cuatro décimas del PIB durante este y el siguiente año”.

“Muy claramente la forma de ver esto es que en que en lugar de tener tasas de crecimiento entre 3 y 3,5% (del PIB) muy probablemente estaríamos teniendo tasas de crecimiento entre el 3,5 y el 4%”, le dice Cardoso a BBC Mundo.

Y, si el escenario político se mantiene después de las elecciones de julio, “ahí pueden empezar algunas cosas a tener algo más de impacto”, reconoce el experto.

Al final del día, le respuesta a la pregunta es: depende de qué gobierno. Crédito: Getty

Efectivamente, retrasos en la aprobación de los presupuestos impactarían el gasto público y por consiguiente podrían ralentizar el crecimiento de la economía.

Y si un gobierno propiamente dicho, a España también se le dificultaría reaccionar a cambios en las circunstancias que pudieran impactar negativamente a la misma o a las condiciones de vida de sus ciudadanos.

Esto último, sin embargo, presupone que el próximo gobierno español sabría tomar las medidas adecuadas para contrarrestarlas.

Lo que sugiere que la respuesta a la pregunta de si conviene tener un gobierno o no probablemente debería ser “depende de qué gobierno”.




bbc-footer
Categoría: Mundo | Claves: BBCMundo España