Lo estrangularon en una pensión para robarlo

Las autoridades buscan a un joven con quien el occiso, de 66 años, tenía tratos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: José Nava / La Verdad.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La mañana del Martes hallaron el cuerpo sin vida de Nelson Enrique Pirela Fuenmayor (66), en la pensión Canaima del sector El Bajito, en Zulia. Sus manos y pies estaban atados y su cuello era rodeado por una sábana que, presumen, usó el homicida para acabar con su vida. Las autoridades buscan a un joven con quien el occiso tenía tratos.

Reseña el diario La Verdad que la ruptura de la rutina diaria de Pirela accionó las alarmas de los habitantes de la avenida El Milagro con calle 92. Por eso de uno en uno se acercaba a la vivienda de estilo colonial, con 15 habitaciones, para saber sobre su suerte.

Quienes lo conocían explicaron que todas las mañanas él preparaba café y compartía una taza con sus amigos. Durante el amanecer de ayer eso no pasó. “Él tenía casi una década encargado del mantenimiento de la pensión en la que también residía”, contaron.

Los vecinos también indicaron que cada noche ingresaban individuos a la casa que, supuestamente, entraban para consumir drogas o tener sexo: “Nelson siempre metía hombres ahí”.

En los últimos días lo vieron entrar con el mismo joven una y otra vez. El muchacho ingresaba a las 12:00 de la medianoche y salía a las 5:00 de la mañana. Después que él se iba, Pirela salía de la pensión. Esta vez, al sospechoso lo vieron salir a las 3:00 de la madrugada.

Una comisión de la Guardia Nacional que pasaba por el lugar de los hechos vio a la muchedumbre y se detuvo para ver qué pasaba. El asesino cerró la puerta de la habitación con llave y la lanzó a un lado. Los funcionarios abrieron y encontraron a Pirela, quien estaba desnudo, acostado en su cama y sin ninguna de sus pertenencias.

Los propietarios de la residencia estaban en el sitio, pero evitaron dar declaraciones. Mientras que el resto de los inquilinos fue interrogado por los funcionarios.

Pirela era soltero y no tenía hijos. Sus amigos lo describieron como una persona solitaria, sin embargo sus familiares se acercaron a Canaima y declararon que posiblemente se trató de un asalto y que lo mataron porque reconoció al malhechor.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos Zulia