Lo que alega el abogado que pide investigar la procedencia del pago de la defensa de los Flores

"Por otra parte, ni tengo ningún interés, ni tampoco podría hacerlo si lo tuviera, de entrometerme en la labor de los defensores", aseveró.

Publicada por: el jcdeabreu2@gmail.com

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El abogado venezolano Luis Alejandro Aguilar Pardo señaló que la carta enviada a sus pares del Distrito Sur de Nueva York para investigar el dinero usado “para pagar a la defensa de sobrinos Flores”, es la segunda correspondencia que manda.

Asimismo, indicó en una entrevista exclusiva con Sumarium que la primera vez que envió una misiva fue en noviembre de 2015, tomando en consideración que “cualquier persona puede enviar una correspondencia a una autoridad sobre la materia que versan sus atribuciones”.

Lea también: Piden investigar el dinero usado “para pagar la defensa de los sobrinos Flores”

A nadie se le escapa que los imputados pertenecen a una familia que ejerce enorme poder en Venezuela“, dijo al tiempo que preguntó: “‘¿Por qué estos imputados, teniendo acceso a todas las fuentes imaginables de hacer fortunas súbitas, se metieron en un negocio en el cual quien entra, nunca sale y que mientras más exitoso se es en el negocio, peor régimen de vida se construye para sí y para los suyos?’ ‘¿Son acaso ‘parias’ relegados, repudiados o segregados de sus familias?’ O ‘¿Es una actividad normal?'”.

Ante esos cuestionamientos, el especialista en derecho respondió: “Las respuestas a estas preguntas no me conciernen y forman parte del contexto de circunstancias que rodean al juicio en contra de los imputados“, pero acotó que “a nadie tampoco se le escapa la sensación de perplejidad que causan los imputados cuando solicitan los servicios del sistema de defensores públicos bajo ‘Criminal Justice Act’ y terminan siendo representados por costosas firmas de abogados de New York cuando han suscrito ‘affidavits’ que, supuestamente, declaran no poseer recursos para contratar un abogado”.

Aclaró que respeta y apoya la Sexta Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de América que “garantiza a los imputados el derecho a la defensa y, por lo tanto, respeto y apoyo que los imputados sean muy bien representados profesionalmente. Ese es su derecho y así debe ser“.

EE UU Y VENEZUELA RATIFICARON LAS CONVENCIONES CONTRA LA CORRUPCIÓN

Aguilar Pardo expresó que tanto Estados Unidos como Venezuela ratificaron las convenciones internacionales de las Naciones Unidas contra la corrupción y contra la delincuencia organizada internacional: “Este es un tema muy diferente”.

Explicó que la solicitud de que se investigue el origen de los fondos con los cuales se pretende financiar los honorarios y gastos ocasionados por la defensa de los sobrinos Flores, “se basa en una cadena de actos diferentes a los hechos que se juzgarán en el juicio, ejecutados por otras personas distintas de los imputados con dineros cuya procedencia es ahora más que cuestionable y que, aparentemente, no tienen su origen en los imputados aunque sean ellos quienes se beneficien”.

“Todos los abogados sabemos que estamos obligados a conocer a nuestros clientes y conocer el origen de los bienes y dineros de nuestros clientes“, destacó al tiempo que recalcó que los abogados no pueden ni asistir ni cooperar ni participar en “transacciones que impliquen lavado de dinero producto de ningún delito incluyendo la corrupción, tráfico de drogas, tráfico de personas y otros igualmente abominables”.

“Los abogados sabemos que tampoco podemos aceptar como retribución por el ejercicio de nuestra profesión fondos provenientes de delitos“, agregó.

Aseguró que no tiene interés alguno en el juicio de los imputados: “Mi interés consiste en colaborar en asegurar que ni los fondos de la República de Venezuela, ni los fondos de sus instrumentalidades, ni fondos provenientes de delitos sean utilizados para la defensa de los imputados”.

SOLO SI LO LLAMAN IRÁ A EE UU

El abogado informó que viajaría a Estados Unidos solamente si lo llaman: “Los abogados en Estados Unidos de América son, normalmente, muy dispuestos a contestar la correspondencia que reciben. Mi comunicación está dirigida a los U.S. Attorneys, no a las firmas de abogados”.

Esclareció que no está ejerciendo acciones legales de ningún tipo y tampoco lo puede hacer. “La responsabilidad del cumplimiento de las leyes le corresponde a las agencias especializadas y al U. S. Attorney General y, en su nombre, a los U.S. Attorneys que lo representan en esa corte y en ese juicio. Si ellos toman o no alguna acción, son ellos quienes mejor conocen las leyes de su país“.

“No soy parte del proceso ni tengo función alguna que cumplir en el proceso. No puedo, ni que quisiera, interferir con las labores de los acusadores“, puntualizó al tiempo que asumió que “los acusadores ya tienen sus estrategias diseñadas. Por otra parte, ni tengo ningún interés, ni tampoco podría hacerlo si lo tuviera, de entrometerme en la labor de los defensores”.

LAS RAZONES DE LA PRIMERA CARTA

Luis Alejandro Aguilar Pardo subrayó que la primera correspondencia enviada fue motivada “por el hecho de que mientras uno de los imputados reclamaba el beneficio de pobreza, el otro apareció representado por una de las firmas más grandes del planeta”.

“Esto me produjo suspicacia ya que esa misma firma de abogados representaba los intereses de la República Bolivariana de Venezuela en otros casos en Estados Unidos de América y quise advertir a la corte, a la firma de abogados y a los U. S. Attorneys que la aplicación de recursos de la República de Venezuela o de sus instrumentalidades para financiar la defensa de un ciudadano venezolano ante la justicia de los Estados Unidos de América violaría las leyes venezolanas sobre corrupción”, reveló.

Igualmente, dijo que sigue el caso “porque hay muchas personas que me han pedido que les mantenga informado de lo que acontece“.




Categoría: Venezuela | Claves: Sobrinos de Cilia Flores