AN aprobó propuesta de Ley de Amnistía y la remitió a Política Interior

Delsa Solórzano dijo que después de la llegada en 1999 de la revolución bolivariana liderada por el fallecido presidente Hugo Chávez, el legado son "17 años de odio y división" entre los venezolanos, algo que buscarían corregir con este instrumento.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Asamblea Nacional de Venezuela

(Caracas, 4 de febrero. dpa) – La bancada mayoritaria de la oposición en la Asamblea Nacional (Congreso unicameral) presentó hoy el proyecto Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, con el que espera liberar a los dirigentes políticos opositores detenidos, exiliados o investigados por la justicia.

La diputada Delsa Solórzano se encargó de llevar el proyecto a la Sala Plenaria, en la que defendió la necesidad de liberar a los que considera “presos políticos” en Venezuela para avanzar en el camino de la reconciliación.

“Nosotros debemos unirnos para salir de esta crisis y construir juntos el futuro de Venezuela, ese es hoy el clamor nacional que pedimos los venezolanos: unión, paz y reconciliación nacional. Por ello, es tan necesaria la aprobación definitiva de una ley de Amnistía para la reconciliación nacional”, indicó.

LEGADO DE DIVISIÓN

Solórzano dijo que después de la llegada en 1999 de la revolución bolivariana liderada por el fallecido presidente Hugo Chávez, el legado son “17 años de odio y división” entre los venezolanos, algo que buscarían corregir con este instrumento que fue aprobado hoy en primera discusión.

Con la sanción de esta ley, la oposición espera lograr la liberación de alrededor de un centenar de sus dirigentes y simpatizantes, liderados por el político Leopoldo López, quien fue detenido en febrero de 2014 por organizar un movimiento de protesta contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

López fue detenido poco después de encabezar una manifestación en el centro de Caracas que se saldó con la muerte de dos personas.

Tras la detención de López, las protestas se esparcieron por varias ciudades venezolanas durante varias semanas dejando un saldo de 43 muertos y centenares de heridos. López fue condenado posteriormente a 13 años de prisión.

La ley de Amnistía beneficiaría además a otros detenidos o personas que permanecen bajo régimen de libertad condicional vinculados a las protestas de 2014, así como casos que ocurrieron antes y después de estos hechos.

4 DE FEBRERO

La oposición escogió el 4 de febrero como fecha simbólica para presentar este proyecto, ya que es celebrada por el chavismo por la intentona de golpe de Estado que lideró en 1992 el entonces teniente coronel del Ejército Hugo Chávez contra el presidente Carlos Andrés Pérez.

Los opositores recordaron que Chávez y sus acompañantes fueron amnistiados en 1994 tras pasar dos años en prisión, pese a que la intentona golpista se saldó con más de un centenar de muertos.

Sin embargo, el chavismo rechazó que se quiera comparar la situación de los dirigentes opositores detenidos con la de Chávez y los líderes de la “rebelión cívico-militar” del 4 de febrero de 1992, ya que la opositores serían meros “asesinos” y “delincuentes” que “masacraron al pueblo”.

La diputada oficialista Nora Delgado denunció que el plan para “sacar a Leopoldo López” y los demás “asesinos” de la oposición forma parte de la estrategia de la oposición de buscar el derrocamiento de Maduro, por lo que el oficialismo se opondrá a la aprobación de este instrumento legal.

“Por eso desde el bloque de la patria nos solidarizamos con las verdaderas víctimas del pueblo de Venezuela y rechazamos contundentemente cualquier intento de usar este foro político legislativo para aprobar una ley inconstitucional”, alertó.

AMENAZAN CON EL PODER JUDICIAL

En tanto, la también diputada oficialista Ilenia Medina aseguró que en caso de ser aprobada, esta ley debía ser anulada por los tribunales por ser “inconstitucional” e incluso prometió que en el caso de que se ejecute la ley, recurrirán a la Corte Penal Internacional para pedir la detención y enjuiciamiento de los opositores.

Sin embargo, el diputado opositor Williams Dávila rechazó que esta ley sea inconstitucional ya que en la misma se establece que no se serán beneficiarios aquellos que hayan cometido delitos de lesa humanidad o incurrido en violaciones de los derechos humanos.