Lo que debe saber de las FARC como nuevo partido en Colombia

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bogotá, Colombia. AFP).- Rosas rojas en vez de balas. Luego de empuñar fusiles durante 53 años de lucha, ahora los exguerrilleros de las Farc llevan a sus espaldas flores, el símbolo del partido político con el que aspiran a gobernar en Colombia.

La que fue la guerrilla más grande de América definió esta semana el nombre de su movimiento de izquierda, sus lineamientos y su logo, luego de finalizar su desarme hace dos semanas como parte del acuerdo de paz firmado en noviembre con el gobierno de Juan Manuel Santos.

SIGUEN SIENDO FARC

La exguerrilla se lanzará a la arena política con el nombre Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), diferente al Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que los identificó desde su surgimiento en 1964.

El nombre fue una de las discusiones más álgidas a las que se enfrentaron los más de 1.200 delegados rebeldes que participaron entre domingo y jueves en el congreso fundacional del partido en Bogotá.

La opción actual resultó avante con el voto de 628 representantes, mientras que 264 se decantaron por Nueva Colombia.

Los expertos consideran que la mayoría de colombianos relaciona las siglas FARC con los miles de crímenes atribuidos por la insurgencia en medio siglo de conflicto armado. La exguerrilla tiene una imagen desfavorable superior al 80%, según sondeos.

“Puede que para algunos la sigla FARC arrastre una carga negativa, pero también representa nuestro acumulado histórico, nuestro pasado revolucionario que no se va a desfigurar”, dijo el excomandante Iván Márquez.

Los rebeldes, que intentarán alcanzar el poder en un país históricamente dominado por la derecha liberal y conservadora, mantendrán la defensa de las banderas que ondearon desde la década de 1960: justicia social, reforma agraria y educación y salud gratuitas y universales.

El politólogo Vicente Torrijos considera que para los excombatientes es un “gran problema” haber mantenido la denominación FARC, porque recuerda sus años de guerra.

Además, en el nombre “se sigue conservando la apelación a la revolución y eso significa el uso de la violencia”, agregó.

ROSA COMO LOGO

En sus 53 años de levantamiento armado, las FARC utilizaron como logo una bandera de Colombia con dos fusiles cruzados y un libro.

También utilizaban, para algunas piezas propagandísticas, la silueta de Manuel Marulanda Vélez (“Tirofijo”), su fundador y comandante hasta su muerte en 2008 por aparentes causas naturales.

Ahora adoptaron un símbolo internacional del socialismo: una rosa roja, que en el caso de la exguerrilla está acompañada de una estrella en el medio y las letras FARC en verde.

Durante la presentación este viernes del partido en Bogotá, los dirigentes rebeldes levantaron una rosa como símbolo de su ingreso legal a la política colombiana.

“La rosa tiene una carga muy positiva (…) queremos que cuando vean una rosa roja vean a las FARC (…) que a nuestro partido se vinculen de una u otra manera todos los colombianos que quieran cambio”, explicó Márquez.

Para el analista Ariel Ávila, la rosa es “un mensaje de reconciliación” y también de búsqueda de relaciones políticas nacionales e internacionales.

MISMOS LIDERES

El congreso de las FARC ratificó a Rodrigo Londoño (“Timochenko”) como su máximo jefe, así como a los 71 miembros del Estado Mayor. Sin embargo, la dirección nacional del movimiento se ampliará a 111 personas con el ingreso de representantes del partido comunista clandestino y de comunidades étnicas.

Será un órgano de decisión de carácter colectivo.

“El problema de ellos no es lo colegiado sino que todavía, durante un tiempo, van a seguir teniendo esa visión vertical de la vida y en política no es así”, afirmó Ávila.

Estaba previsto que en la reunión fundacional se escogieran a los candidatos al Congreso en las elecciones de 2018.

Pero los aspirantes serán seleccionados próximamente por la dirección nacional e inscritos en noviembre ante las autoridades electorales, dijo a la AFP el excomandante Pablo Catatumbo.

El pacto de paz garantiza 10 curules en el parlamento para las FARC, cinco en cada cámara, aunque deberán participar en la contienda electoral. En caso de que no alcancen los escaños por votación popular, se les otorgarán los necesarios hasta cumplir la cuota acordada.

Las FARC ya habían descartado una candidatura presidencial, pero han dicho que apoyarán un gobierno que garantice el cumplimiento de los acuerdos y un programa mínimo de convergencia.




Categoría: Venezuela | Claves: Colombia Farc