Lo que se sabe del “secuestro” de los sobrinos Flores

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Dos sobrinos de la primera dama venezolana Cilia Flores, Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores, fueron detenidos el 10 de noviembre en Puerto Príncipe, Haití, por presuntamente pretender introducir a territorio estadounidense 800 kilogramos de cocaína.

Esto es lo que se conoce al respecto:

1. Flores de Freitas y Campo Flores fueron trasladados inmediatamente a Nueva York en un avión privado de la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), tras ser detenidos e identificados en un puesto policial.

2. Cilia Flores se pronunció una semana después para decir que sus familiares habían sido “secuestrados” por Estados Unidos.

3. Según informó The Wall Street Journal, los dos detenidos contactaron a un informante encubierto de la DEA en Honduras en octubre para pedirle ayuda con el tráfico de la droga. El transporte se realizaría a través del aeropuerto de Roatán, una isla caribeña en el país centroamericano. Fuentes revelaron al WSJ que los agentes de la DEA grabaron las reuniones con los sobrinos de la “primera combatiente”.

4. The New York Times informó que ambos venezolanos llegaron a Haití con pasaportes diplomáticos, pero que carecían de inmunidad diplomática.

5. En recientes declaraciones en primera persona, ambos acusados dijeron que durante una reunión en una habitación de hotel en Puerto Príncipe, unos 20 hombres fuertemente armados sin identificación visible ingresaron al cuarto y los “secuestraron” mientras los “apuntaban con sus armas a la cabeza”.

6. La defensa pide que se eliminen las declaraciones que se hicieron en el avión, pues conllevan a la supuesta confesión de la comisión del delito. En las declaraciones de Franqui Flores se señala que cuando Efraín Campos Flores aceptó hablar con los agentes, él decidió decir la verdad y cooperar.

7. Los abogados argumentan que la confesión -la cual no se ha revelado- fue lograda por métodos que violan el debido proceso y lo establecido en la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Argumentaron que la misma se hizo antes de haberse producido la lectura de la Advertencia de los Derechos y la renuncia voluntaria a los mismos, conocida como Miranda.

8. La defensa también acusó al Gobierno de Barack Obama de destruir pruebas importantes sobre el caso. Sostiene que durante una reunión con los demandados, los informantes confidenciales obtuvieron una cantidad de una “sustancia desconocida” y que ahora ha sido destruida.

9. La Corte recibió el pliego de solicitud de supresión de tres evidencias el 1° de julio y la Fiscalía tiene hasta el 22 de julio para responder a la petición de los abogados.

10. En el pliego de acusación formal presentado al Gran Jurado se relatan las andanzas de los acusados en Caracas, Haití y Honduras. Las grabaciones forman parte de las evidencias.

11. La confesión de los imputados, de haber participado en la operación, es fundamental para sostener la acusación y la misma arroja pistas claras sobre la organización criminal a la que supuestamente pertenecen los dos jóvenes.

12. La corte del Distrito Sur de Nueva York los imputó por la presunta comisión de los delitos de “asociación para delinquir, conspiración, y complicidad para violar la ley de narcóticos de Estados Unidos”. La pena máxima a la que podrían enfrentarse ambos jóvenes es de cadena perpetua.

13. Campos Flores y Flores de Freitas se declararon “no culpables” en la audiencia que se llevó a cabo en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York el pasado 17 de diciembre de 2015. El fiscal Preet Bharara solicitó cadena perpetua.

14. Según el calendario procesal propuesto por el fiscal, el juicio podría iniciarse el 7 de noviembre de este año. Todo el proceso se ha dilatado por los cambios de abogados defensores de los acusados.

La celda de Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York. Crédito: El Pitazo