“Lo único que pido es el cuerpo de mi hijo”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Los 28 mineros no aparecen ni vivos ni muertos. Aún las autoridades venezolanas manejan su “presunta” desaparición mientras sigue la investigación. Pero la desesperación de sus familiares crece.

“No estoy pidiendo que hagan justicia. Yo lo único que estoy exigiendo en este momento que por favor me entreguen el cuerpo de mi hijo para darle cristiana sepultura”, dijo a AP Juan José Coello, padre de Ángel Ignacio Trejo Sosa, uno de los mineros desaparecidos.

Coello señaló que habló vía telefónica con su hijo por última vez la mañana del 4 de marzo cuando se dirigía hacia la zona donde está la mina y que luego no pudo comunicarse más con él.

Agregó que dentro del grupo de desaparecidos la mayoría son hombres jóvenes y que hay algunas mujeres embarazadas.

La desaparición de los mineros generó una protesta en Tumeremo, unos 700 kilómetros al sureste de Caracas, donde algunos de sus habitantes cerraron la principal vía que comunica el sur de Venezuela con la frontera con Brasil, precisó Coello.

Categoría: Venezuela | Claves: Tumeremo