Los 10 largometrajes que jamás vieron la luz

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Hay películas que nunca llegaron a estrenarse. Muchos directores llegaron a quedarse con algunos proyectos frustados y algunas obras de las cuales nunca se supo si serían un éxito en las carteleras.

En la siguiente lista publicada por Msn se encuentran las 10 películas que nunca fueron, que solo se quedaron en el proyecto para ser grandes películas:

NAPOLEÓN, DE STANLEY KUBRICK

Kubrick se empapó en la vida del Emperador frances, por ello, el autor consideraba una necesidad hacerle una película. Ya tenía al actor que lo interpretaría, logró un acuerdo con el ejercito rumano para tener los extras necesarios, contaba con casi 500 libros y 15 mil fotografías de la época y tenía un lente especial para grabar de noche en exteriores, y muchos elementos más, pero no sirvió de nada porque la MGM se negó a financiar la película.

Ya se habían estrenado tres películas y todas habían sido un fracaso, por lo que invertir en este proyecto era todo un riesgo. A Kubrick no le quedó otra opción que dejar el proyecto a un lado.

KALEIDOSCOPE, DE ALFRED HITCHCOCK

Esta quizá hubiera sido la película más oscura de toda la filmografía de Hitchcock. La historia, narrada en primera persona, es trataba sobre la vida de un violador homosexual y asesino en serie.

En ocasiones usaba la cámara en mano para grabar, una técnica que no solía usarse en aquella época, y con innovaciones en el uso de la luz. Pero eso no era todo, en Kaleidoscope se reflejaban historias reales de criminales del Reino Unido. Contenía escenas perturbadoras, una de ellas, en donde una mujer policía sufría un atentado y un apuñalamiento.

Lamentablemente, MCA consideró que el personaje principal era “feo” y negaron el proyecto, lo que desalentó a Hitchcock por siempre. Lo que queda de su obra es una cinca de una hora en silencio y las ideas de lo que pudo haber sido.

DON QUIJOTE, DE ORSON WELLES

En 1955 Welles comenzó a grabar esta película en México, España e Italia. Este proyecto fue todo para el director. Grabó el proyecto cada vez que podía, pero debido a su imaginación sin límites, extendió todo tipo de historia, lo que terminó en un celuloide mal organizado y perdido.

Pero fue Jess Franco que en 1992 realizó una versión restaurada que tituló Don Quijote de Orson Welles, una cinta que muchos criticaron por su escasa coherencia. Solo la “salvaban” algunos destellos muy cinematográficos del ideario de Welles y la actuación Francisco Reiguera como protagonista.

HALO, DE PETER JACKSON

Cualquiera que supiera en 2005 de este proyecto pensaba que iba a ser increíble, ya que detrás de la producción de Halo estaría el director de la trilogía de El señor de los anillos. Jackson pensaba dejar a cargo de la dirección a Neill Blomkamp, un desconocido en ese entonces.

El actor Bill Gates estaba emocionado con la idea de que este videojuego fuera llevado a la gran pantalla: “Peter Jackson podría crear una epopeya que no solo emocione a los fans de Halo, sino que introducirá a este maravilloso mundo a millones de espectadores”, dijo Gates.

Sin embargo, Microsoft pidió 5 millones por adelantado y el 7,5% que por contrato le correspondería de las ganancias de la taquilla. Universal Pictures y 20th Century Fox cancelaron su participación en el proyecto.

MEGALÓPOLIS, DE FRANCIS FORD COPPOLA

Se trata de la historia de un arquitento con el sueño de convertir la ciudad de Nueva York en un estado “utópico” de Norteamérica.

Estaría basada en el libro de Ayn Rand El Manantial. Coppola se reunió con varios actores de primera tala para discutir acerca de los posibles dentro de la cinta. Con la ayuda de Ron Fricke, director de fotografía, consiguió una gran cantidad de material de archivo sobre la ciudad estadounidense.

Pero, ¿qué sucedió que este proyecto nunca vio luz? Los atentados del 11 de septiembre del 2001 cambiaron la forma de vida de los habitantes de La Gran Mnazana, y hasta ahora, el director no sabe cómo realizar los cambios en el libreto de forma que este siga teniendo coherencia. Además, el director pudiera tener otro problema con la búsqueda del financiamiento para llevar a cabo el proyecto.

RENDEZVOUS WITH RAMA, DE DAVID FINCHER

La fama de David Fincher por ser uno de los más versátiles y con mayor calidad, habría aumentado si hubiese llevado a cabo este proyecto. Sumado a ello, el proyecto estaba basado originalmente en el libro de Arthur C. Clarke, el mismo autor de 2001: Una odisea en el espacio.

Se trata, según su sinopsis, sobre una misteriosa nave alienígena en forma de cilindro hueco y de 42 kilómetros de largo que deriva en mitad del Sistema Solar. Ambientada en el siglo XXII, un equipo de expertos es enviado a descifrar el anormal cohete. La película tenía a Morgan Freeman como productor.

La falta de fondo y un guión que aún no estaba, fueron los factores para hacer que esta película muriera, incluso, antes de ser preproducida. Además, Freeman aseguró que era “casi imposible” llevar toda la obra a un lenguaje audiovisual y, por si fuera poco, sufrió un accidente que le causó varios problemas de salud.

BATMAN VS SUPERMAN, DE WOLFGANG PETERSEN

Antes de que Batman Begins y Superman Returns llegaran a los cines, hubo muchas reuniones para intentar inyectar algo de vida a los superhéroes de DC. Y la idea que surgió fue unirlos en una cinta que no sería de origen, sino únicamente ellos batallando hasta que al final unen fuerzas para salvar a la humanidad.

Wolfgang Petersen estuvo a cargo del proyecto, contaba con un guión de Andrew Kevin Walker, el hombre detrás de Se7en y de Sleepy Hollow.

A pesar de tener a la vista a los posibles actores que interpretarían a los superhéroes y a un mes de comenzar con las grabaciones, Warner decidió apoyar un guión realizado por J.J. Abrams, y con el tiempo se convirtió en Superman Returns. Por su parte, Petersen no perdió tiempo y comenzó a trabajar en la epopeya homérica de Troya.

THE GAME OF DEATH, DE BRUCE LEE

Bruce Lee quería presentar su propio concepto de artes marciales al mundo, el Jeet Kune Do, por lo que decidió hacerlo a través de una película. La trama no era algo de otro mundo. Pero algo pasó, Hollywood propuso a Lee protagonizar Operación Dragón, una película con un presupuesto de lujo, y él aceptó.

Para desgracia de sus seguidores y del mundo cinematográfico, Lee ni siquiera pudo ver el éxito de la película porque murió de un edema cerebral antes del estreno. Y aunque el director Robert Clouse, intentó completarla utilizando dobles y otras formas, se considera que la película pudo hacer sido más exitosa.

QUEEN KELLY, DE ERICH VON STROHEIM

Erich von Stroheim, uno de los directores de cine más visionarios en la década de 1920, creó un film de 5 horas con Gloria Swanson de protagonista absoluta, lo que supondría un hito en la historia del Cine. Sin embargo, de ella solo se recuerda por uno de los fracasos más grandes, que terminó con la carrera del director y el estatus de diva de Swanson.

La trama tenía todo para atrapar al público y ser un completo éxito. Después de tres meses de grabación, con solo una parte de la historia, Swanson y su amante, quien era productor de la cinta, pararon la filmación por el aumento del presupuesto y por el giro cada vez más turbio que estaba tomando la película.

Fue hasta la década de 1980 que Queen Kelly fue restaurada con material de archivo perdido, tomas falsas y fotogramas del último acto de la película. Aunque estaba incompleta, se lograron sorprendentes elementos visuales que dejaron en evidencia el genio del director.

QUE VIVA MÉXICO, DE SERGEI EISENSTEIN

Eisenstein fue el pionero del uso del montaje como un elemento narrativo. Cambió el modo de comrpender el cine por El acorazado Potemkim, por lo que decidió comenzar con Que Viva México, que narra la historia del país entrelazándolo con sus mitos, ritos y religiones.

Dos puntos claves jugaron en contra del director: primero, su principal productor, el novelista estadounidense Upton Sinclair, canceló el rodaje a la mitad por los retrasos, los aumentos de presupuesto y la cada vez más épica visión del realizador de su propia obra. Y segundo, Stalin nombró a Eisenstein un traidor a su país, por lo que tuvo que volver sin el proyecto terminado.

Se remontaron varias películas, pero ninguna tuvo la ambición que pretendía Eisenstein, quien quería un cine completamente libre, con innovaciones en la puesta en escena y composición de la imagen.




Categoría: Mundo | Claves: Las películas malditas