Los balseros a la deriva en Asia suponen una crisis humanitaria

La ONU instó a las autoridades de Tailandia, Malasia e Indonesia a no rechazar botes llenos de refugiados que han sido abandonados por contrabandistas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Malasia. Reuters) – Varios miles de inmigrantes, muchos de ellos hambrientos y enfermos, se encuentran a la deriva en embarcaciones en los mares del sudeste asiático y los gobiernos de la región deben rescatarlos rápidamente para evitar una “crisis humanitaria enorme”, dijo el martes Naciones Unidas.

La ONU instó a las autoridades de Tailandia, Malasia e Indonesia a no rechazar botes llenos de refugiados que han sido abandonados por contrabandistas luego de una ofensiva del Gobierno tailandés contra traficantes.

Después de las medidas de Tailandia se ha registrado un fuerte incremento de inmigrantes desde la empobrecida Bangladés y Myanmar hacia Malasia e Indonesia. Tailandia por lo general ha sido el primer destino para la red de contrabando de personas en la región.

Muchos de los que llegan son rohingya, una minoría musulmana sin Estado de Myanmar, descrita por la ONU como una de las más perseguidas en el mundo.

Lo que estamos escuchando de estas personas es que han permanecido en el mar por semanas y luego los contrabandistas las han abandonado con poca comida y agua, sin combustible para los motores, de modo que están a la deriva

Jeffrey Savage, del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Yakarta, dijo que quizás miles de personas están abandonadas a la deriva en las aguas entre Malasia e Indonesia.

“Lo que estamos escuchando de estas personas es que han permanecido en el mar por semanas y luego los contrabandistas las han abandonado con poca comida y agua, sin combustible para los motores, de modo que están a la deriva”, comentó a Reuters en la costa norte de Sumatra, en Indonesia, donde cientos de personas llegaron en bote el fin de semana pasado.

Agregó que ACNUR instaba a una operación internacional de búsqueda y rescate entre el Mar de Andamán y el Estrecho de Malaca para responder a lo que llamó “una enorme crisis humanitaria a la espera de suceder”.

Tailandia anunció el martes que está organizando una reunión de 15 países a realizarse en Bangkok el 29 de mayo para abordar “el aumento sin precedentes de migración irregular en la Bahía de Bengala en los últimos años”.

Unas 25.000 personas de Bangladés y rohingyas abordaron destartalados barcos de contrabandistas en los tres primeros meses del año, el doble que en el mismo período de 2014, según ACNUR.

La mayoría descendió en Tailandia, donde fueron retenidos por los contrabandistas en precarios campamentos en la selva hasta que familiares pagaron un rescate.

La semana pasada, Tailandia ordenó una campaña contra supuestos campamentos de traficantes tras el hallazgo de 33 cuerpos, que se cree son de inmigrantes de Myanmar y Bangladés, en tumbas superficiales cerca de la frontera de Malasia.

La ofensiva ha llevado a que muchos inmigrantes sean abandonados en el mar.

“Hasta 8.000 personas estaban en el mar, de las cuales más de 1.000 han tocado tierra”, declaró el portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones, Joe Lowry.

ACNUR estima que en el primer trimestre de este año cerca de 300 personas murieron en el mar de hambre, deshidratación y abusos en embarcaciones de contrabandistas.

Categoría: Mundo