Los carros más buscados por los ladrones en Maracaibo

Las camionetas Toyota 4Runner ocupan el primer lugar en el ranking de los carros más buscados.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Según un reporte de diario Versión Final, el robo de los carros se ha vuelto una problemática en el estado Zulia, donde los dueños después de ser despojados de sus vehículos deben pagar cifras exorbitantes.

Los vehículos al ser robados, pasan a una cadena de extorsionadores que se encargan de sacar la mayor cantidad de dinero al propietario antes de regresárselo y amenazan con quemarlo o destrozarlo si no les entregan el dinero.

Por otra parte el diario regional reseña que todos los carros tienen una cantidad de dinero diferente por la que sus dueños deben pagar antes de tenerlos en sus estacionamientos, el rescate de un carro pequeño puede llegar a costar 1 millón de bolívares.

Cifras extraoficiales registradas por el CICPC, GNB, CPBEZ, PNB, Polimaracaibo y el extinto servicio de emergencias 171 –ahora Ven-911– revelaron que a diario se reportan 30 robos y hurtos de vehículos, principalmente al oeste y norte de Maracaibo, La Concepción y en la Troncal del Caribe.

De los propios afectados, incluso de aseguradoras y empresas de seguridad que instalan GPS, este rotativo obtuvo las impactantes y millonarias cifras que ahora exigen las mafias.

EL RANKING DE LOS CARROS MÁS BUSCADOS

Las camionetas Toyota 4Runner ocupan el primer lugar en el ranking de los carros más buscados por los ladrones. Para ser devueltas exigen entre 3 y 4 millones de bolívares fuertes a sus propietarios. Si no tienen tal cantidad, no les importa, igual serán vendidas en Colombia, hasta por el triple de lo que aquí piden en rescate.

El segundo puesto en la lista de los carros más apetecidos por las mafias están los camiones 350 Ford o Chevrolet, los llamados “Tritones”, “Super Duty” y “Rey Camión”, por los que exigen entre Bs. 2 y 3 millones.

Las camionetas Ford Explorer y Bronco, por las que exigen de 1 millón a 1 millón 500 mil bolívares; los Mitsubishi, cuyo rescate fluctúa entre 1 millón a 1 millón 200 mil bolívares; y los Chevrolet Malibú y Caprice, que van desde los 600 mil hasta un millón de bolívares, ocupan el tercer lugar en el cuadro de precios hamponil.

Por los carros pequeños, de los años 80 y 90, el monto por la extorsión no varía mucho: por un Daewo Matiz piden entre 300 y 500 mil bolívares; por un Chrysler Neon, entre 700 y 900 mil bolívares; y por un Renault 11 exigen entre 200 y 350 mil bolívares.