Los cinco frentes económicos a resolver, según Asdrúbal Oliveros

El año pasado tuvimos una contracción económica que Ecoanalítica calcula en 9,2% y una inflación de 223%.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Tras la victoria opositora del 6D, los venezolanos esperan la aprobación de leyes que, entre otras cosas, permitan la reactivación del aparato productivo en el país caribeño.

Sin embargo, desde la asunción de la nueva Asamblea, se ha puesto sobre la mesa un escenario de crisis institucional representada por un nuevo Tribunal supremos de Justicia y un recién instalado gabinete económico.

Al respecto, el director de Econalítica, Asdrúbal Oliveros, precisó que el rescate de la economía en Venezuela pasa, no solo por renovar caras, sino por cambiar el “modelo”. En este sentido, asegura que la teoría de la guerra económica está vencida y mientras no se ejecuten los correctivos, la crisis se va a seguir profundizando.

En una entrevista ofrecida a Portafolio.co, el economista señaló que “más allá de las leyes que pueda aprobar el parlamento, el tema es cómo se dirime un conflicto de poderes en Venezuela”.

A continuación la entrevista completa:

¿Cuál es la razón de Maduro para haber escogido a Luis Salas como ministro de economía, quién asegura que la inflación no existe?

Creo que el presidente Maduro y el Gobierno en general no termina de caer en cuenta que el modelo económico que tiene Venezuela desde hace unos años ya no sirve, porque era un modelo económico que solo era sostenible con altos precios petroleros y que es ese modelo y no una guerra económica, que no existe, el que ha causado la grave crisis.

El año pasado tuvimos una contracción económica que Ecoanalítica calcula que es del 9,2% y una inflación de 223%, que es la más alta del mundo. Todo esto demanda un cambio de 180 grados en la política económica del país, pero nombrar a alguien que es el teórico de la guerra económica augura que esta crisis se va a seguir profundizando.

¿Qué tanto cree el pueblo en que no hay inflación y sí una guerra económica?

La mayoría de la gente, incluyendo el chavismo, no cree en la guerra económica. De hecho, los estudios de opinión de las principales encuestadoras de Venezuela coinciden en que la gente rechaza ese concepto. Una muestra de ellos es el resultado electoral de diciembre pasado.

¿Y si usted tuviera al frente al señor Salas, qué le recomendaría?

En Venezuela se tienen que tomar medidas en 5 frentes inmediatos. Uno es simplificar el sistema cambiario desmontando el control de cambio que es una las principales causas de esta crisis. Un segundo factor es el productivo en donde hay control de precios y un sometimiento al sector privado y sus derechos de propiedad que no permiten inversión privada y generan escasez y desabastecimiento.

Un tercer punto tiene que ver con el tema fiscal porque el gobierno tiene un déficit que nosotros calculamos en 20 puntos del PIB. Una cifra récord porque yo no conozco ningún país que tenga un déficit de esa magnitud. El cuarto consta de la apertura del sector petrolero para atraer inversiones en un contexto de grandes dificultades por los bajos precios del petróleo. Por último crear una política social que efectivamente mitigue los efectos de un ajuste macroeconómico que le acabo de comentar.

Estos puntos son importantes pero no se logran sin un engranaje entre el parlamento y el ejecutivo.

¿Cuáles deberían ser las posturas de estos dos órganos para implantar los cambios necesarios?

El chavismo está buscando excusas para exacerbar la proposición y desviar la atención de la grave crisis económica, pero efectivamente el parlamento debe forzar al ejecutivo a que solucione la crisis. Pero la gran pregunta es ¿cómo hacemos esto si el ejecutivo no quiere?

Más allá de las leyes que pueda aprobar el parlamento, el tema es cómo se dirime un conflicto de poderes en Venezuela. Si tuviéramos una democracia que funcionara sanamente, ese conflicto de poderes se resuelve en el Tribunal Supremo de Justicia, pero en una democracia con grandes imperfecciones como la que tenemos, ese árbitro no existe y eso prefigura una situación de crisis institucional muy grave que vamos a tener los próximos meses.

¿Y el Tribunal Supremo de Justicia es chavista…?

Claro, al final usted tiene al poder legislativo contra el resto de poderes. Por la constitución en Venezuela existen 5 poderes: el ejecutivo, legislativo, judicial, moral y el electoral. Si uno ve la configuración de esos poderes en Venezuela, cuatro los controla el chavismo.

¿Cómo es el ambiente en las calles de Venezuela después del 5 de enero?

Es complejo porque mucha gente no solo votó por el castigo sino que quiere que se resuelvan sus problemas, entonces hay mucha expectativa y mi preocupación es que en la medida que pasen los días este ambiente de confrontación política crezca y los problemas que aquejan a la gente, la escasez, las colas, el alto costo de la vida y la inseguridad entre otros, no se resuelvan con rapidez y la gente va a empezar a desesperarse.

Si el parlamento no está a la altura de lo que la gente está esperando de él y no se empiezan a percibir cambios, existe la posibilidad de que la gente vuelva a salir a la calle por la inconformidad social.